Concejo Deliberante: fuerte debate sobre cargos políticos y aumento de tasas

Imagen de archivo/ Foto: Nicolás Braicovich (Pulso Noticias)

El Intendente Julio Garro logró aprobar un aumento de 44% promedio de la tasa SUM y el Presupuesto para 2020. El Frente de Todos se opuso en ambos casos cuestionando el incremento de cargos políticos y el ajuste en áreas sensibles como Salud, Desarrollo Social y Seguridad

En la última sesión del Concejo Deliberante celebrada este jueves, se desarrolló una maratónica jornada en la que primero se aprobaron -con participación de mayores contribuyentes- las ordenanzas que planifican el aumento impositivo para el año que viene, y luego se trató el expediente del Presupuesto 2020.

Como venía informando este medio, la oposición ya había enarbolado críticas a proyecto presupuestario, porque consideraba exiguos los aumentos para áreas sensibles como salud, educación, desarrollo social y seguridad, y al mismo tiempo señalaba como demasiado altos los incrementos de tasas municipales. Hoy en el recinto, el Frente de Todos se explayó en esos argumentos para justificar que los 10 integrantes del bloque votaban negativamente.

“Se pagan tasas más altas para mantener la estructura política de Julio Garro, que ahora se ve expresada en más Secretarías”, señaló el concejal Norberto Gómez, apuntando al costado más contradictorio del discurso que históricamente enarboló la gestión de Cambiemos: el achique del Estado.

La contradicción se expresa en que hace seis días el Jefe Comunal terminó de conformar su nuevo gabinete, en el cual en vez de reducir los cargos políticos los aumenta, creando nuevas secretarías que lejos de tener un objetivo claro de gestión responden a la necesidad de conformar a los distintos sectores que integran Juntos por el Cambio (en especial los sectores del peronismo que se integraron en esta última elección y que fueron claves para el triunfo).

Para peor, como el proyecto de presupuesto había sido presentado una semana antes de la jura del nuevo gabinete, estas nuevas secretarías no tienen contemplado presupuesto. “¿Alguien puede decir de dónde se va a sacar el presupuesto para la Secretaría de Promoción de la Calidad de Vida?” preguntó Gómez en tono sarcástico y agregó: “¿Y alguien me puede decir cuál es el objetivo de ese área?”.

De la misma forma se refirió a la Secretaría de Proyectos Especiales, y a la Secretaria de Relaciones Políticas e Institucionales, que justamente quedó a cargo de Fabián Lugli, uno de los peronistas que saltó al bando oficialista de la mano de Miguel Angel Pichetto. “El intendente crea secretarías vacías para hacerle lugar a todos los sectores”, afirmó Gómez.

Aumento de tasas

La concejala recién asumida -en reemplazo de Darío Ganduglia, que seguirá como Secretario de Seguridad- Carla Fernández, fue la primera en salir a defender el aumento de impuestos municipales, repitiendo lo que el titular de la Agencia Platense de Recaudación, León Salim, había manifestado en la Comisión de Hacienda.

En ese marco, señaló que la administración municipal busca sostener criterios de “equidad y progresividad”, razón por la cual el incremento de la Tasa de Servicios Urbanos Municipales (SUM) era de un promedio de 44% pero varía según la categoría de cada frentista. Por ejemplo, de las categorías A a la F los incrementos estarán entre 26% y 38% en promedio (lo que implica entre $32 y $216 más), mientras que de la G a la J subirán entre 43% y 72% en promedio (entre $462 y $6.360 más).

A su vez, el presidente del bloque de Juntos por el Cambio Claudio Frangul, completó señalando que los aumentos de la tasa SUM y la de alumbrado público (que subirá 100% en 2020, pasando de $96 a $192), están por debajo de los valores que cobran otros municipios de la Provincia, y mencionó alrededor de 10 ejemplos de distinto tipo en tamaño y población.

Sin embargo, la oposición insistió con lo que ya había remarcado en aquella reunión de la Comisión de Hacienda: “Más allá del promedio del 43%, una gran cantidad de vecinos y vecinas va a pagar hasta 80% de aumento de la Tasa SUM”, afirmó la concejala Yanina Lamberti, que analizó casos concretos en los cuáles los incrementos terminaban siendo mayores a los estipulados.

Además, su compañero de bancada Guillermo “Nano” Cara puntualizó sobre la caída en el nivel de cobrabilidad impositiva, que con este nuevo aumento puede seguir profundizándose: “La misma APR tiene números de tasa de cobrabilidad que muestra que fue cayendo, del 64% al 62% y que va a seguir cayendo. No vamos a tener una mayor recaudación”. En ese sentido, Lamberti afirmó: “El Municipio debería pensar políticas para facilitar el pago de aquellos que no lo están pudiendo pagar”.

Por otro lado, la edil Victoria Tolosa Paz también remarcó que se oponían como bloque a generar nuevos impuestos sobre áreas que estaban en una importante caída económica, en referencia a la nueva tasa Vial y Señalética que se cobrará cada vez que se registre un vehículo en la ciudad y será de un 5% sobre el valor de venta del auto.

El vínculo con el Presupuesto 2020

La oposición vinculó su rechazo al aumento de tasas, a la relación que estos incrementos tienen con el respecto al proyecto de Presupuesto 2020. El problema son las prioridades de gestión: “El aumento de partidas presupuestarias para las secretarías de Salud, de Género y de Desarrollo Social están muy por debajo del 43% que nos quieren aumentar en la tasa SUM”, remarcó Lamberti, hizo una pausa y agregó: “pero otras secretarías están muy por encima”.

El argumento con el que el oficialismo presentó el expediente presupuestario se basaba en que los incrementos de las partidas no estaban calculados con respecto a lo presupuestado el año pasado, si no en relación a lo efectivamente ejecutado, que es mucho menos de lo que en realidad se presupuesta. Por esta razón, Lamberti llamaba la atención a la gravedad de aumentar sólo un 13% la partida de salud, teniendo en cuenta el alto porcentaje de inflación que hubo; pero para la gestión de Garro se trata de un incremento mayor, porque se basan en lo efectivamente devengado los períodos anteriores.

“Los números estaban distorsionados, lo que estamos haciendo ahora es ajustar los números a lo que verdaderamente se ejecuta de estos fondos”, había señalado el Secretario de Economía Horacio Prada cuando presentó el presupuesto en la mencionada comisión de Hacienda, remarcando que desde hace diez años la Municipalidad viene subejecutando los fondos del área de Salud.

Mientras los presupuestos en áreas sensibles tenían aumentos cuestionables, la oposición apuntó a los incrementos siderales de otras áreas, de carácter más político, donde las auditorías son más difíciles de realizar, que son aquellas que tienen a su cargo las cooperativas municipales. En ese sentido, señalaron a la Secretaría de Gobierno (142% de aumento) y a la Secretaría de Espacios Públicos (que tiene el presupuesto más abultado), cuyas subas están por encima de todo el resto de las áreas.

Transparencia

El otro punto sobre el que se posó la negativa opositora sobre el Presupuesto, fue lo que calificaron como “falta de transparencia”, en referencia a que en los cuatro años de gestión el Intendente Julio Garro nunca rindió trimestralmente la ejecución presupuestaria.

“Este proyecto ha sido elevado sin que se publique trimestralmente el monto ejecutado, como marca la Ley Orgánica de las Municipalidades. También incumplen en darnos la clave del sistema RAFAM para poder acceder a la información presupuestaria”, explicó la Tolosa Paz, y recordó que las “readecuaciones de presupuestarias deberían notificarse quince días después de realizadas”.

Los ediles opositores señalaron que si votaran positivamente terminarían avalando un presupuesto que luego iba a readecuarse casi totalmente: por un lado para incluir a las nuevas secretarías, y por otro porque todavía no están definidos los montos de partidas que llegarán de Nación y Provincia. Incluso el propio oficialismo admitió que habría readecuaciones. “Tuvieron modificaciones del Presupuesto en un 94%, 76%, y 81% en los tres años anteriores”, les recordó Cara, según los números de las rendiciones de cuentas.

De todas formas, tanto los aumentos impositivos como el Presupuesto 2020 fueron aprobados ya que Juntos por el Cambio cuenta con mayoría propia (13 concejales), pero además sumó el voto del monobloque de Gastón Crespo (GEN), quien dio su visto bueno en ambos casos sin emitir una sola palabra en el recinto sobre estos temas.

Comentarios