Gimnasia campeón en vóley masculino: hizo historia tras 20 años

El festejo tripero, que desde 1998 no tenía actividad entre hombres/Fotos: Prensa Oficial GELP

El Lobo ganó las finales del Clausura de LIVOP ante Sud América. Dos 3-1 para los dirigidos por la ex-Loba Dana Mongay

Por Sergio Pomares para Pulso Noticias

Que Gimnasia, vóley y campeón sean palabras que estén juntas no es ninguna novedad. Pero si marcamos que es con jugadores y no con jugadoras, las Lobas, ahí sí que llama la atención porque hacía 20 años que no había relación alguna entre dicho género y la red.

Gimnasia con su vóley masculino volvió a la actividad para este 2019, hace unos meses, luego de un fallido intento hace un par de años, e integró el Torneo Clausura de la LIVOP (Liga de Vóley Platense) para ganarlo de punta a punta.

Gimnasia no había jugado en este nivel, ya que es un torneo moderno surgido en esta década. Los Lobos habían festejado por última vez en ARVA, la conocida Asociación que lleva adelante los principales certámenes de la región desde 1991, allá por 1998 de la mano de Sergio Corna y elenco.

Para este 2019, se llevó adelante la propuesta y Dana Mongay quedó a cargo del plantel. Jugadores-hinchas que querían que vuelva la actividad en rama masculina, y se les dio. ¡Y de qué manera!

Gimnasia ganó quince de sus dieciséis partidos en el torneo. Disputó las finales contra el rival de más experiencias en LIVOP, Sud América de Tolosa. Pero la fortaleza de juego y las ansias de poder festejar en dos partidos se concretaron en esta noche luego de un nuevo 3-1.

Allí los saltos y alegría de los integrantes, como también del público que fue alentar a la calle 528. Gimnasia alternó partidos en el gimnasio Centenario y el Polideportivo, sabiendo que hay tantas disciplinas y apretados horarios. El Lobo tuvo sus buenos momentos en Metropolitano a finales de los ’70 y se cortó la disciplina en los primeros de los ’80, por lo que puede llamar la atención a quienes desconocían que existía su práctica antes.

Gimnasia, vóley y campeón vuelven a ser sinónimos, sin importar el género.

Comentarios