Una caravana siguió a Alberto Fernández hasta la Casa Rosada

A paso lento y entre una multitud, el flamante presidente de la Nación recorrió las cuadras que separan el Congreso nacional de la Casa de Gobierno en medio de un fuerte apoyo popular

El presidente Alberto Fernández, tras prestar juramento en la Asamblea Legislativa, recibir los atributos del mando y dar su primer mensaje en el Congreso, arribó a las 13.35 a la Casa de Gobierno escoltado, aplaudido y aclamado por una multitud durante el trayecto que separa ambos lugares.

Una vez que concluyó la ceremonia de juramento, Fernández se subió a un auto con su esposa y su hijo y fue escoltado por personal de seguridad y otros vehículos a lo largo de todo el recorrido hasta Plaza de Mayo, mientras era rodeado por miles de personas que llegaron al centro porteño para celebrar el cambio de gobierno.

Una vez en Casa Rosada, el jefe del Estado fue recibido por el oficial de servicio del Regimiento de Granaderos, unidad escolta presidencial, teniente Matías Carnevale, con el tradicional saludo de “buen día, señor presidente, Casa de Gobierno sin novedad”, tras lo cual lo custodió hasta el despacho presidencial ubicado en el primer piso.

Comentarios

- Advertisement -