Asumió el nuevo presidente: “Se han aplicado muy malas políticas económicas”

Mauricio Macri le entregó los atributos presidenciales a Alberto Fernández, que hoy comienza su mandato hasta el 10 de diciembre de 2023, tras jurar ante la Asamblea Legislativa. Cristina Fernández es la nueva vicepresidenta

Alberto Fernández tomó hoy posesión del cargo de presidente de la Nación para el período de 2019-2023 ante la Asamblea Legislativa, minutos antes del mediodía, de la misma manera que Cristina Fernández asumió la vicepresidencia, luego de que la vicepresidenta saliente, Gabriela Michetti, les tomará el juramento protocolar.

En el inicio de su primer discurso como presidente, Fernández aseveró que “es tiempo de comenzar por los últimos, para después poder llegar a todos: este es el espíritu que hoy inauguramos. Los convoco sin distinciones a poner a la Argentina de pie, que comienza a caminar, con desarrollo y justicia social”, dijo en su primer mensaje ante la Asamblea Legislativa, emitida por cadena nacional.

En tanto, convocó a generar “una nueva mirada de humanidad en esta Argentina unida”, al tiempo que llamó a “recuperar los equilibrios sociales y ser conscientes de las profundas heridas que necesitan curarse”.

Además, adelantó que convocará a la “unidad de toda la Argentina, en pos de la construcción de un nuevo contrato ciudadano social que sea fraterno y solidario; fraterno, porque ha llegado la hora de abrazar al diferente, y solidario, porque en esa emergencia social es tiempo de comenzar por los últimos para después llegar a todos”.

En otro orden, sostuvo que hay que priorizar una “ética de las prioridades y la emergencia”, porque “sin pan la vida sólo se padece, y no hay democracia ni libertad. por eso la primera reunión consistirá en el Plan de Argentina contra el Hambre, para poner fin a este presente penoso”.

Y agregó que se ha llegado a la actual situación porque se “han aplicado muy malas políticas económicas”, y que “esa serie de decisiones fueron determinantes para que el pueblo argentino en su mayoría las descalificara en las últimas elecciones”.

Voluntad de pagar la deuda

Fernández aseguró que la Argentina “tiene la voluntad de pagar la deuda” y que su gobierno “asumirá la renegociación” de esa obligación con los acreedores, porque el objetivo es “resolver el problema”.

Ante la Asamblea Legislativa, remarcó que fue “imprudente e irresponsable” tomar esa “enorme deuda”, incluyendo a quienes aportaron esos fondos “de gran riesgo por invertir en un modelo que fracasó históricamente”.

Vuelve el Ministerio de Salud

El flamante presidente confirmó también durante su discurso que su gobierno restituirá el Ministerio de Salud, basado en “la calidad, el acceso y el talento humano”.

“Arbitraremos las medidas pertinentes para que nuestros hijos sean vacunados en tiempo y forma, y para que los remedios lleguen a los abuelos de menos ingresos”, subrayó ante la Asamblea Legislativa del Congreso.

“Sin justicia independiente no hay democracia”

El nuevo presidente afirmó que “sin justicia independiente no hay democracia” y que “cuando la política ingresa a los tribunales, la justicia escapa por la ventana”, al pronunciar su mensaje ante la Asamblea Legislativa, a quien le enviará una serie de proyectos para poder saldar “esta cuenta pendiente” una Justicia que no es independiente de la política.

Ni una palabra sobre el aborto

Si bien el nuevo presidente hizo mención a la lucha contra la violencia de género, no se refirió particularmente al proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que el año pasado estuvo a punto de convertirse en Ley, sino fuera por la traba que tuvo en el Senado de la Nación en medio de una masiva movilización popular.

“No quiero finalizar sin mencionar enfáticamente que en estos próximos cuatro años haré todos los esfuerzos necesarios para que estén en un primer plano los derechos de las mujeres”, expresó Fernández ante la Asamblea Legislativa.

“Buscaremos reducir, a través de diversos instrumentos, las desigualdades de género, económicas, políticas y culturales”, agregó al respecto. Y cerró: “Ni una Menos debe ser una bandera de toda la sociedad y de todos los poderes de la república. El Estado debe reducir drásticamente la violencia contra las mujeres hasta su total erradicación”.

Comentarios

- Advertisement -