Que nunca se apague ese fuego que llevamos dentro

Tres internos del Hospital de Melchor Romero protagonizan un documental sobre sus vidas, marcadas por la voluntad de seguir adelante pese al contexto de encierro. El abordaje de la salud mental y su construcción social. Antes del estreno comercial, Pulso Noticias entrevistó a dos de sus realizadoras

Por Lautaro Castro

Poco después de haber finalizado su proceso de externación del Hospital Neuropsiquiátrico Alejandro Korn, en 2012, a Germán Cauwlaert se le ocurrió que un documental podría ser una buena manera de sintetizar su paso por la institución. Uno que abarcara todos los aspectos posibles: los malos y los buenos. Ya sea esos momentos de soledad, aislamiento y delirio que lo atormentaron en lo más profundo, como también la sólida amistad que forjó con otros dos internos, Daniel Degollada y Miguel Godoy.

Con el apoyo del colectivo El Cisne del Arte, que habitualmente ofrece talleres y actividades culturales a usuarios del establecimiento de Melchor Romero, la idea comenzó a tomar forma. En una de esas charlas preliminares, Germán dijo: “Por suerte, cuando estuve en el Hospital, no se apagaron mis fuegos internos. Ese fue el motor que tuve para salir”. La frase fue lo suficientemente contundente como para definir el nombre de la producción.

Pasaron siete años de aquella idea original, que finalmente pudo materializarse este año. No fue un proceso fácil. Primero, porque Los Fuegos Internos fue hecha a pulmón y con un presupuesto súper austero. Segundo, porque la mayoría de las personas que se pusieron el proyecto al hombro no tenían conocimientos previos en cine. Ni las directoras, Ana Santilli Lago, Ayelén Martínez, Laura Lugano y Malena Battista, todas ellas antropólogas; ni los propios actores, Degollada, Godoy y Jorge Deodato (otro interno; interpreta a Germán), quienes se aventuraron a ser ellos mismos los que protagonizaran su historia. Fue, en definitiva, un proceso de aprendizaje para todos.

 “A medida que avanzamos, nos fuimos encontrando con el lenguaje audiovisual. Algunos sabían de guión, pero mayormente aprendimos mirando películas y haciendo talleres que nos orientaron sobre cómo abordar el documental. Fue una experiencia compartida con la que nos fuimos entusiasmando”, cuenta a Pulso Noticias Laura Lago, productora general y coordinadora de El Cisne del Arte.

El film se centra en los procesos de internación y posterior externación de Daniel, Miguel y Germán, quienes logran sobrellevar el encierro a partir de una amistad que los sostiene y les permite valerse de lo mejor de la institución para hallar una salida. Cada uno, desde su historia personal, destaca el valor de alimentar “los fuegos internos”, es decir, aquello que los moviliza a seguir adelante.

Para Laura Lugano, las de los protagonistas son historias que, a la vez que “excepcionales”, están marcadas por la resiliencia: “Que la gente pueda efectivizar su proceso de externacion no es lo que suele ocurrir en general. Sin embargo, lo que buscamos destacar es que se trata de personas que pudieron tomar elementos, sobrellevar el hospital y hacer uso de lo que les servía para poder rearmar su vida. Encontraron herramientas para valerse de otra cosa”.

En la misma línea, Lago agrega: “Si bien los neuropsiquiátricos tienen su correlato en las cárceles, porque son lugares de encierro, existen algunas particularidades. Mientras haya equipos interdisciplinarios trabajando, la internación no tiene por qué ser manicomial”.

¿Qué implica para un interno recibir un abordaje manicomial?

Laura Lago: —Que el paciente es considerado un objeto que no tiene salvación, ni voluntad propia, ni derechos. Queda ahí varado como depósito. Las personas que realizan estas prácticas suelen cometer abusos y maltratos. Los tres protagonistas, a partir de su propia experiencia, expresan una postura crítica en ese sentido. De que el hospital tiene cosas espantosas que juegan en contra de la salud de cualquier persona (incluso de los trabajadores) y que deben terminar. Pero, a la vez, también existen personas con mucho saber que pueden acompañar a los enfermos a transitar sus momentos de crisis, teniendo en cuenta lo que van decidiendo y su perspectiva. La diferencia está en cómo son abordados: si como objetos o sujetos. Las dos cosas suceden en el hospital.

Respecto a los malos tratos en Romero, Lago destaca que, a diferencia de lo que ocurría tiempo atrás, ahora trascienden mucho más. Así lo explica: “Eso cambió porque hay muchos trabajadores que están muy activos. Se reúnen, se capacitan, elaboran proyectos. Ellos quieren transformar la institución y, por esa razón, terminan saliendo a la luz muchas más cosas que antes. Ya no se saben a media voz”.

El documental tendrá su estreno comercial el 12 de diciembre en el Cine Gaumont de Capital Federal

Lugano, por su parte, aporta su mirada antropológica de la salud mental. Para ella, no es más que una consecuencia del entorno social que nos rodea: “Es algo político, que tiene que ver con un contexto determinado y con las posibilidades que tenemos o no de poder estar contenidos en ciertos momentos de nuestras vidas. La pobreza es un factor muy determinante en estos casos. De hecho, existe una correlación: en los momentos de crisis económica aumentan las internaciones. La salud es una construcción social y, en ese aspecto, también es interesante ver el documental.  La historia de cada persona no es algo externo ni alejado.

—¿Por qué deberíamos ver Los Fuegos Internos?

L. Lugano: —Son muy pocas las producciones que hablan sobre la temática de salud mental desde la perspectiva de las personas que vivieron la experiencia de internación. Ellas mismas decidieron qué contar y cómo. Está bueno conocer la mirada desde otros lugares del mundo. Todos nos podemos sentir identificados con la historia en algún punto.

L. Lago: —La locura es una problemática que no está muy visible. Pero en este caso, son ellos mismos los que nos hablan de la cuestión. Sus vidas tienen momentos de dolor y de alegría, como todos los seres humanos. Ellos nos interpelan a nosotros.

Recientemente declarada de interés municipal por el Concejo Deliberante de La Plata, Los Fuegos Internos participó de festivales internacionales en Francia, Bolivia y Ecuador, así como del local FESAALP, con muy buena repercusión. El próximo desafío será su estreno comercial en el Cine Gaumont – Espacio INCAA de Capital Federal, del 12 al 18 de diciembre.

Comentarios

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre