Gimnasia se trajo un punto del Sur a pesar del árbitro

El Lobo lo ganaba bien con un golazo de Eric Ramírez, pero el juez Fernando Espinoza quiso tener protagonismo y cobró un penal que no fue para Banfield lo que además derivó en la expulsión de Insfran, el arquero que hacía su debut, en la primera etapa. Fue 1 a 1

Banfield y Gimnasia igualaron 1-1 en el comienzo de la decimoquinta fecha de la Superliga, un resultado que dejó a los dos con un sabor agridulce por cómo se desarrolló el encuentro disputado en el Sur.

Los dos equipos protagonizaron un entretenido primer tiempo, que tuvo arriba al Lobo y que terminó en empate del Taladro con una insólita jugada que favoreció al local.

A los 12 llegó la apertura del marcador: Eric Ramírez encontró el balón en el área luego de un rebote, se animó a la chilena e hizo festejar a Diego Maradona con un golazo. Hasta ahí el Lobo dominaba las acciones y parecía sentirse cómodo en el partido, algo que ya es común cada vez que sale del Bosque.

Sin embargo, los conducidos por Julio Falcioni llegaron a la igualdad a los 32: Reinaldo Lenis se dejó caer ante la salida de Nelson Insfrán, el árbitro Fernando Espinoza inventó un penal y amonestó al arquero, que como ya tenía una tarjeta amarilla se fue expulsado. Para colmo, la primera tarjeta para el 1 tripero también fue apresurada.

Alexis Martín Arias, quien justamente había salido del equipo por malos rendimientos, ingresó en el arco del Lobo y no pudo ante la ejecución de Jesús Dátolo.

Ya en el segundo tiempo, Renato Civelli, de cabeza, tuvo una buena oportunidad en el arranque del complemento para dar vuelta el resultado. Luego llegó la más clara que fue para los de Maradona con un tiro libre de Matías García que terminó en el travesaño después del manotazo de Mauricio Arboleda.

Banfield fue en busca de la victoria aunque no encontró claridad para dar vuelta el resultado y se fueron iguales del Sur. Los dos terminaron con bronca, el local por no haber aprovechado la ventaja numérica y la visita, por el inexistente penal que derivó en la expulsión y el empate definitivo. También molestó la soberbia del juez, cuando para el segundo tiempo seguramente ya había podido ver que inventó un penal.

El equipo conducido por Julio Falcioni suma 17 unidades, Gimnasia tiene 11 puntos y sigue muy comprometido pero con ciertas esperanzas para el año próximo. Tiene ahora una última final y luego deberá pensar cómo sigue desde lo institucional y lo deportivo.

Comentarios

- Advertisement -