Director técnico en recursos naturales

La historia de Raúl Rivas, el hombre que además de dar una mano en el fútbol del barrio, enseña a los chicos y chicas de Arturo Seguí a trabajar la tierra y a pensar en cómo ayudar al prójimo

Por Gabriel Colo López

“RRDT” fue una serie de televisión que hablaba del amor al equipo amateur, como lo viven tantas personas, ya sea en un potrero o en una institución de la “C” como aquella vez fue el inspirado en el Club Excursionistas, con el entrenador de ficción Ricardo Rojas DT.

En nuestra zona, más precisamente en Arturo Seguí, conocimos a Raúl Rivas, otro RR que es DT en el arte de trabajar la tierra, pensar en cómo ayudar al prójimo y por supuesto acompañar a los chicos del barrio en los campeonatos que se juegan por doquier.

“La tierra prometida de Arturo Segui”, tituló el proyecto de desarrollo social, para la inclusión y el cuidado ambiental, con una base fundamental que Raúl piensa seguir con quien lo llame para darle las herramientas: “esto es para que cada familia se pueda organizar en su subsistencia”.

Nacido en El Morro, provincia de Entre Ríos, se encontró en un diálogo con Pulso en un campeonato de fútbol que el domingo se desarrolló en el Complejo El Pinar, de 32 y 216, Abasto. Pero su intención no era tanto que sus amigos Jorge, Julio, Titi, Moroco o Caracha sean los campeones, sino conectar con distintas personas para ofrecerle su conocimiento.

“La tierra prometida es la producción de humus, por medio de la lombriz roja californiana, para que las huertas orgánicas sean algo posible en las casas, un emprendimiento económico, y que además (pone el acento) si como una acelga en realidad tenga gusto a acelga ”.

Con una sonrisa y un gorrito adornado por piedras de colores, este “RRDT” nos pidió publicar el número de celular para que lo llamen directamente. Y cumplimos: 221 565-8634.

Rivas se capacitó en reciclado de residuos orgánicos (UNLP), en el área de lombricultura del parque ecológico (MLP) y productor calificado por la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales de la UNLP.

Comentarios

- Advertisement -