Atenas dio el primer golpe

Facundo Attademo va hacia el aro para tirar una bandeja/Fotos: Nicolás Braicovich

Por el primer juego de la serie final de la Zona A1, el Griego superó a Unión Vecinal por 70 a 59 y puso la llave 1-0. Galería de imágenes

Por Simon de Aduriz para Pulso Noticias | Fotos: Nicolás Braicovich

El clásico moderno entre Atenas y Unión Vecinal se convirtió en un habitué en las finales del básquet platense. Como no puede ser de otra manera, los hinchas de ambos elencos demuestran que viven los encuentros como verdaderos clásicos y colmaron las tribunas del Dante Demo para recibir el juego inicial de la final. Fue un partido muy parejo que el anfitrión destrabó en el último episodio y se lo llevó por 70 a 59 con una gran actuación de Facundo Attademo que anotó 16 unidades, 10 rebotes y 6 asistencias.

8-0 fue el parcial inicial para que Atenas, por medio de Iñaki Lardapide consiga una ventaja que se esfumó rápido cuando el vecinal se metió en partido y logró igualar el marcador. El Amarillo tomó las riendas del encuentro con Lucas Barretto haciendo pesar su porte físico y así se quedó con el primer cuarto por 15 a 12.

En el segundo, se mantuvo la paridad con Unión Vecinal más acertado en sus lanzamientos y con una defensa intensa que impidió que Atenas pudiera correr la cancha en transición. El plan de juego de Ignacio Navazo dio sus frutos y sus dirigidos continuaron al frente y con el partido controlado. El dueño de casa no pudo cortar pases en primera línea ni salir de contra para conseguir puntos rápidos. 32 a 28 se diluyó la primera mitad para la visita.

Al volver del descanso largo, Atenas pudo ser Atenas. Ajustó su defensa, subió la presión y corrió en transición. Desde allí, el Dante Demo se tiñó de rojo y el juego pasó a manos del local. Con Facundo Attademo y Francisco Disipio como estandartes, el Griego dio vuelta el marcador y anuló la ofensiva amarilla. 20 a 11 fue el parcial en el tercer período que le dio la ventaja a Atenas de cara a los últimos 10 minutos de partido.

El epílogo comenzó parejo, con los equipos nerviosos y midiendo a su rival para evitar cometer errores en el momento más crítico de los 40 minutos. Promediando el parcial, Atenas se soltó y quebró el juego. Los de Remaggi volvieron a plasmar su juego vertiginoso y de presión alta que les dio una nueva ráfaga que cerró el juego a su favor por 70 a 59.

El próximo martes la serie se trasladará al Miguel García donde Unión Vecinal estará obligado a ganar en su casa para estirar la historia a un tercer episodio.

Comentarios