Advierten por la crisis de los centros de diálisis bonaerenses

Foto: Télam

El Programa Nacional Incluir Salud les debe 700 millones de pesos, pero actualmente se encuentra acéfalo y no hay certezas sobre la capacidad de pago. Este organismo depende de la Agencia Nacional de Discapacidad, que a su vez responde a la Vicepresidencia de la Nación. En los últimos dos años cerraron más de 10 establecimientos

La Asociación Regional de Diálisis y Trasplantes Renales de Capital Federal y Provincia de Buenos Aires (ARD) volvió a advertir sobre la “desesperante” situación del sector a partir de una deuda de 700 millones de pesos por parte del programa Incluir Salud, que según denunciaron sus trabajadores se encuentra “desfinanciado y acéfalo”.

A través de un comunicado de prensa, señalaron: “Nos enteramos que el Programa Incluir Salud se encuentra acéfalo debido al desfinanciamiento por parte de la Agencia Nacional de Discapacidad, órgano del cual depende el Programa, que responde a la Vicepresidencia de la Nación y que tiene como responsable del programa Incluir Salud a Pablo Atchabahian”.

“Esto hace que la situación se vuelva insostenible y que nos veamos ante la necesidad de tomar medidas al respecto”, aseguró por su parte Alfredo Casaliba, Presidente de la Asociación Regional de Diálisis.

La semana pasada trabajadores del Incluir Salud nucleados en ATE denunciaron que el programa se encuentra “acéfalo” a partir de la renuncia de sus autoridades y que fue desfinanciado por parte de la Agencia Nacional de Discapacidad, órgano del cual depende.

Desde la ARD señalaron que si bien hace años pelean “por la actualización los valores de los módulos de tratamiento a precios reales, acordes a la inflación y devaluación (…) nunca vivió una situación de crisis como la actual y que obligó al cierre de más de 10 centros en los últimos dos años”.

En el comunicado indicaron que los centros que nuclean la ARD son pymes que, en muchas localidades del interior de la provincia, son la única posibilidad de tratamiento de los pacientes. “Estas pymes pueden llegar a tener el 80% de sus pacientes de programas que financia el estado, por lo que no tienen manera de financiarse ellas mismas con otros pagos mientras esperan que les cancelen la deuda”, señalaron.

“Instamos a las autoridades correspondientes a dar una respuesta real a una problemática que no para de crecer y que deja al borde de la muerte a miles de pacientes”, finalizaron.

Fuente: Agencia DIB

Comentarios