El temible Griego

Por Simon de Aduriz para Pulso Noticias

Atenas se vistió de candidato, derrotó a Astillero por 71 a 55 en el segundo juego de la semifinal del Torneo Clausura de A1 y se metió en la final de la máxima categoría. Más allá del comienzo trabado, los de Oscar Remaggi encontraron la llave del juego en el segundo cuarto y controlaron la historia sin titubeos. Francisco Disipio fue la figura del anfitrión con 18 unidades. Por su parte, Unión Vecinal cerró su serie contra Platense por 2-0 con un 78 a 76 en el segundo punto. Un nuevo clásico moderno para definir la A1. 

Astillero salió al Dante Demo decidido y obligado a ganar, para que la serie tuviera su desenlace en Ensenada en un tercer juego. Así, le jugó de igual a igual durante los primeros minutos a un Atenas que le costó encontrarse en ese parcial. Con Leonardo Pujol como estandarte, el Verde tuvo la iniciativa pero el Griego la eficacia. El primer chico quedó en favor de los locales por 19 a 14.

Al retomar las acciones, Remaggi ajustó su equipo, Disipio tomó las riendas del dueño de casa y comenzó a marcar el camino a seguir. Sus compañeros lo entendieron, afianzaron la defensa y corrieron la cancha. En un abrir y cerrar de ojos, Atenas sacó una diferencia de diez unidades que supo controlar y no dejó escapar. 41 a 30 reflejó el luminoso para que los elencos se dirijan al descanso largo. 

En el complemento, el local sabía que debía liquidar la historia lo más rápido posible para evitar que Astillero tome protagonismo y crezca en confianza. Por eso, intensificó aún más su defensa lo que generó desconcierto en su rival. Promediando el cuarto, la brecha se amplió a casi 20 puntos y fue determinante. Disipio en la conducción, Attademo y Ciganek como laderos y Lardapide aportando en ofensiva, le dieron a Atenas una victoria casi asegurada. De cara a los últimos 10 minutos, el anfitrión ganaba 62 a 40. 

Para cerrar el partido, el Griego supo manejar los tiempos. Jamás se desesperó y jugó con la ansiedad del Verde de Ensenada que no pudo descifrar la fórmula de Remaggi. No quedaba mucho por hacer. Los minutos pasaban y la diferencia se mantenía. Atenas, campeón del Torneo Apertura, superó a Astillero por 71 a 55 y se ganó el boleto a la final. Del otro lado, Unión Vecinal cerró la llave sobre Platense 2-0. El Rojo y el Amarillo. Atenas y Unión Vecinal. Una vez más. Una nueva edición del clásico moderno, se presenta para definir la máxima categoría del básquet platense. Un nuevo capítulo está por comenzar.

Comentarios

- Advertisement -