Hicieron una kermesse en la Torre I para pedir continuidad laboral

Se trata de trabajadores y trabajadoras de un programa de educación en cárceles que depende de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense. Todavía no saben si seguirán trabajando en 2020. Corre riesgo la posibilidad de inserción laboral de las personas privadas de su libertad

Trabajadores y trabajadoras del Programa de Educación en cárceles, que depende del Concejo Provincial de Educación y Trabajo (Copret) de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, realizaron esta mañana una singular protesta: una Kermesse por la continuidad laboral en el hall de la Torre I.

Según informaron, el programa está en riesgo, ya que no tienen asegurado que en 2020 va a seguir existiendo. El objetivo de su trabajo es “contribuir a la inclusión educativa e inserción laboral de jóvenes y adultos/as que se encuentran privados/as de su libertad”, señalaron a través de un comunicado de prensa.

“Hace dos años que trabajamos en situación de precarización, contratados/as hasta el mes de diciembre de este año y sin confirmación de que nuestro trabajo continúe durante el año 2020. Le exigimos a la aún gobernadora María Eugenia Vidal el pase a planta de todos/as los/as trabajadores/as antes de que finalice su gestión”, reclamaron.

Bajo el lema “la Educación en cárceles también es un derecho”, explicaron que vienen desarrollando en el marco del programa “talleres semanales sobre inclusión educativa y laboral, con especial desarrollo en la temática de Economía Solidaria dentro de las Unidades Penitenciarias”.

Además, su intervención en las cárceles busca el “fortalecimiento de las trayectorias educativas de los/as estudiantes en contexto de encierro, a través del equipo de Referentas Copret en las unidades”.

Por otro lado, también el programa también apunta a la “evaluación e investigación para conocer la situación de la educación técnico profesional actual en contextos de encierro y así contribuir a su fortalecimiento”.

En ese marco, señalaron que si la continuidad no se garantiza, no sólo se producen despidos injustificados de los trabajadores y trabajadoras, si no también se le quita automáticamente a las personas privadas de su libertad la posibilidad de acceder a capacitaciones para poder continuar estudiando y insertarse laboralmente.

Comentarios

- Advertisement -