Un concejal de Cambiemos denunciado por violencia, acoso y pedofilia

Fotos Nicolás Braicovich (Pulso Noticias)

Julio Irurueta fue demandado judicialmente por violencia de género. Su ex esposa difundió audios y videos que sustentan con contundencia la acusación. Además, asegura que el edil fue protagonista de situaciones de acoso y pedofilia

En la sesión del Concejo Deliberante de ayer se dio un episodio que hoy cobra más relevancia. El concejal Julio Irurueta le reclamó visiblemente enojado a la presidenta del cuerpo Ileana Cid (que integra su mismo bloque) que había demorado en otorgarle la palabra: “¿ahora tampoco me vas a dejar hablar?”, le dijo en un tono fuerte, y luego fue por más: “¿le causa gracias algo?”, le espetó.

La manera en que se dirigió hacia su compañera de bancada fue cuestionada por varios ediles de la oposición señalando la intervención como agresiva y violenta, y le recordaron que no era la primera vez que le llamaban la atención por un episodio de ese tipo dentro del recinto, en particular a la hora de contestarle a las concejalas.

La actitud que le señalaban, ahora cobra otro contexto: la violencia del concejal trasciende las puertas del Concejo. A través de las redes sociales, su ex esposa Agostina Mele, publicó una serie de audios y un video que retratan de forma contundentes las escenas de violencia de género que sufrió durante su relación con el edil.

En diálogo con Pulso Noticias, la ex pareja de Irurueta contó que el 1ro de enero del año pasado comenzó a convivir con el concejal, cuando se mudó a la casa que él tiene en barrio norte. “Desde la primer semana que me mudé, él empezó con episodios de violencia, de revisarme el celular, de zamarreos”, aseguró.

Estas situaciones se fueron repitiendo, pero en un intento de recomponer el vínculo, resolvieron casarse el 28 de abril. “Pero igual él se iba a tornando cada vez más violento”, recordó. Gritos, humillaciones verbales y hasta golpes, fue lo que finalmente ella terminó denunciando en la Comisaría de la Mujer hace un año.

Las situaciones de agresividad se iban acrecentando a medida que Mele iba encontrando mensajes en el celular de Irurueta que retrataban situaciones de acoso y abuso de poder hacia otras mujeres. “Una vez le encontré uno de una chica que le pedía trabajo y él le pedía a cambio fotos sensuales. A mí me pareció acoso, era una chica necesitada que le decía que tenía un hijo, y él buscaba seducirla mientras ella le pedía trabajo”, expresó a este medio la joven.

“Después vi el mensaje de una nena chiquita y él le decía ‘mostrame las tetas’”, relató, y afirmó que luego pudo averiguar que en su entorno sabían de este tipo de prácticas del edil. “A medida que iba descubriendo esas cosas él me iba pegando y se mostraba cada vez más violento, hasta llegó a amenazarme de muerte, decirme que me iba pegar un tiro en la cabeza, que me iba a mandar a violar”, aseguró y agregó: “Las cosas que viví fueron horribles, todavía me estoy recuperando”.

Foto: Nicolás Braicovich (Pulso Noticias)

Mele radicó la denuncia por violencia de género después de haber vivido una situación límite el 27 de noviembre de 2018. Ese día, según consta en la denuncia, Irurueta llegó a su casa y al escucharla hablando telefónicamente con un amigo se tornó agresivo, empezó a desparramar cosas dentro del hogar, y ella comenzó a filmarlo. En la filmación, que ella difundió públicamente, se lo puede ver a los gritos, diciéndole “largate de acá, andate ya mismo de mi vista”, y luego se lo ve sacándole violentamente el teléfono.

Ella se encerró en la habitación, y logró llamar a la policía. Tuvo que salir escoltada de la casa, y esperar que su madre la fuera a buscar. Ese fue el fin de la convivencia.

Audios contundentes

La sola declaración de Mele basta para entender que se trata de violencia de género. Pero si faltaba más, se encargó de grabar con su celular algunas de las conversaciones en las que Irurueta muestra su agresividad hacia ella. Frases como “te agarro el celular y te lo rompo todo”, cuestionándole las fotos que ella subía a su cuenta de Instagram, u otras como: “me molesta que la gente vea que vos estás haciéndote la trola”, “te estás haciendo la gata todos los días”, o “sos una puta y estás siendo mi esposa todavía”, develan el comportamiento del concejal.

Pero además, en uno de los audios se lo escucha al edil asumiendo las presuntas situaciones de acoso y pedofilia que Mele ahora denuncia públicamente. La razón por la que la ex esposa del edil no llevó esto a la Justicia todavía fue el miedo que tenía a una posible represalia.

“Estuve con ataques de pánico, con miedo, por eso no pude denunciarlo. Él me dijo que si yo actuaba de la manera que tenía que actuar, que era denunciándolo, él tenía todos los medios y recursos como para encargarse de mí”, remarcó.

“Mi idea es denunciar esto, pero respaldada. Yo vengo denunciando esto hace ya varios meses, y recién ahora se contactan conmigo para hablar. Sentí que había una protección hacia él”, afirmó y señaló que hasta el momento se sintió en soledad como para poder llevar estas denuncias -de situaciones de acoso y pedofilia- a sede judicial.

En ese sentido, indicó: “Yo era empleada municipal. Nadie de la Comisión de Género -del Concejo Deliberante- se comunicó conmigo todavía. Hay concejales que vieron las cosas que yo he publicado sobre Irurueta, y nadie fue capaz de comunicarse conmigo”.

Mele contó que está dispuesta a brindar a las concejalas y concejales toda la información que tiene, y que necesita respaldo ante posibles represalias. “Me animé a denunciarlo porque ya hice bastante trabajo psicológico, y no tengo por qué guardarme todas estas cosas que él hace, que le hace a la gente, a las chicas, me da mucha bronca”, expresó.

Comentarios