fbpx
10 C
La Plata
domingo 26-05-2024

Por negativa oficialista, el Concejo no repudió el Golpe en Bolivia

MÁS NOTICIAS

El bloque de Juntos por el Cambio negó la existencia de un Golpe de Estado en el vecino país y votó en contra de la propuesta de repudio. Un concejal incluso planteó semejanzas con la caída de De La Rúa. Ecos de un debate que cruza la política nacional y local

Los concejales del Frente de Todos presentaron un proyecto en el Concejo Deliberante para repudiar el Golpe de Estado que está sucediendo en Bolivia, pero al igual que lo que sucede a nivel nacional y provincial, el oficialismo – Juntos por el Cambio– , se negó a calificar de esa forma los trágicos sucesos que ocurren en el vecino país.

El proyecto de resolución era sencillo y escueto. Apenas planteaba “el más enérgico repudio al Golpe de Estado contra el presidente de la República Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma”, y no ahondaba en otro tipo de precisiones políticas que pudieran generar divisiones a la hora de votarlo. Sin embargo, esa sola calificación ya iba a impedir la sanción de la iniciativa.

El primero en manifestar la opinión del bloque oficialista fue Javier Mor Roig, quien primero señaló que desde su bancada veían “con enorme preocupación todo lo que viene sucediendo en Sudamérica”, y antes de referirse a Bolivia mencionó al presidente de Venezuela Nicolás Maduro como “un dictador” y se refirió al sufrimiento del pueblo venezolano.

Pero a la hora de referirse a lo que sucede en tierras bolivianas, definió la situación no como un Golpe de Estado si no como una situación “anómala” y afirmó: “no tenemos cómo encuadrarla, porque se da un vacío de poder”. De todas formas aclaró: “Repudiamos toda la utilización de la violencia como método de expresión por cualquiera de los lados, mucho más cuando se hace desde el propio Estado. Repudiamos cualquier acción contra la democracia”.

La radical opositora Florencia Rollié cuestionó al oficialismo y se posicionó a favor del proyecto repudio, haciéndose eco de las voces del radicalismo que tensionan a nivel nacional la postura del Gobierno de Mauricio Macri, que se niega a mencionar la palabra Golpe de Estado.

“El golpe debe ser repudiado, no hay dudas de esto. Yo no soy la más autorizada para hablar en materia de derecho internacional, pero hasta la ex canciller Susana Malcorra, que sí lo es, fue muy clara en este sentido”, afirmó la edil y agregó: “la Argentina está jugando un papel penoso en esta situación. Es muy peligroso no ser claros y contundentes en estos temas”.

En ese marco, Rollié propuso un cuarto intermedio para intentar acercar posiciones y que finalmente el repudio pudiera votarse. Sin embargo, los diez minutos que se tomaron los ediles para intentar acordar algo fueron infructuosos: el bloque de Juntos por el Cambio no iba a aprobar ningún proyecto que dijera que en Bolivia ocurrió un Golpe de Estado.

El momento del cuarto intermedio y la infructuosa búsqueda de un acuerdo

El concejal Gastón Crespo (GEN) también se posicionó a favor del respudio, y le remarcó las evidentes contradicciones al oficialismo. Le recordó que aunque se pudiera pensar que el gobierno de Evo Morales hubiera cometido irregularidades en las elecciones, el propio presidente boliviano había decidido llamar a nuevos comicios tal como había recomendado la OEA, “sin embargo fueron los militares quienes lo obligaron a renunciar. Eso no es otra cosa que un Golpe de Estado”.

El presidente del bloque de Juntos por el Cambio, Claudio Frangul, propuso una redacción alternativa del proyecto, en la que en vez de hablar de Golpe de Estado, decía: “repudiamos los ataques contra el sistema democrático sufridos en el Estado Plurinacional de Bolivia, las condenables intervenciones policiales y militares en el proceso político, como así también las gravísimas alteraciones de la voluntad popular que desembocaron en el anuncio de una nueva convocatoria a elecciones presidenciales” y llamaba a “rechazar cualquier golpe contra la democracia y todo tipo de violencia, apoyando las autoridades constitucionales, y la alternancia democrática”.

El presidente del bloque del Frente para la Victoria, Gastón Castagneto, al igual que otros concejales opositores, señaló que si bien podían acompañar una declaración de ese tipo, “tiene que quedar claramente expresado que es un Golpe de Estado”.

De esta forma, quedó sellada la diferencia y a la hora de votar Juntos por el Cambio tiene mayoría, por lo tanto, la posibilidad de votar el proyecto de repudio en esta sesión, quedó denegada.

Tras haber votado, hubo un concejal oficialista que tomó la palabra y extremó más la postura. Julio Irurueta aclaró que hablaba en términos personales, advirtiendo que lo que iba a decir era como mínimo, polémico. En ese marco acusó al oficialismo de tratar de “imponernos el pensamiento único” y de no poner “el mismo énfasis que ponen en Bolivia cuando hablan de Venezuela, Honduras o Nicaragua”.

“Hay una doble vara”, señaló y luego para rematar se animó a comparar los sucesos ocurridos en el vecino país con “lo que le hicieron a Alfonsín y a De La Rúa”. Ante semejante afirmación, el concejal Cristian Vander le contestó a modo de burla: “ahora estoy enojado con mis profesoras de historia, que me dijeron que a Hipólito Irigoyen le habían hecho un Golpe de Estado, al final no era eso, se trataba de un gran escapista seguro. Lo mismo pasó con Perón en el ‘55, otro gran escapista por lo visto”.

Somos un medio de comunicación cooperativo que se conformó luego de los despidos ilegales en el diario Hoy y en la radio Red 92 de La Plata, sucedidos a principios de 2018.
Sin laburo y con la intención de mantener nuestros puestos de trabajo, un grupo de periodistas, correctorxs, fotógrafes, locutorxs, productorxs audiovisuales y diseñadorxs decidimos organizarnos de forma colectiva.

spot_img
spot_img