“Por fallar contra los tarifazos, me inician juicio político”

Así lo expresó el suspendido juez en lo Contencioso Administrativo Luis Federico Arias. Además, asignó “claras intencionalidades políticas” en el jury en su contra

Desde que fue suspendido en noviembre pasado por un jury de enjuiciamiento por presunto mal desempeño de sus funciones y quedó apartado de su cargo, Luis Federico Arias viene librando una batalla personal contra el sistema político que lo acusa.

Tras conocerse la semana pasada la noticia de que el próximo 2 de agosto comenzará el proceso en su contra, el magistrado salió en el día de hoy con los tapones de punta a refutar cada una de las acusaciones que pesan sobre su persona, al considerarlo una “persecución política” por haber avalado durante años “las causas que le molestaban al poder”.

En una conferencia de prensa brindada en la sucursal del gremio La Bancaria, localizada en calle 50 entre 10 y 11, y rodeado de sus abogados Analía Elíades y Marcelo Ponce Núñez, Arias señaló que “por fallar en contra de los tarifazos, me inician juicio político. Siempre estuve a favor de la gente en mis sentencias y no del lado de las empresas y los poderosos, siempre me coloqué del lado más débil, y por eso me castigan”.

En ese sentido, el juez en lo Contencioso Administrativo destacó que “no tienen causales contra mí, por eso han inventado todas estas cosas. Las verdaderas razones por las cuales yo estoy siendo juzgado no están explícitas en este juzgado. Hay claras intencionalidades políticas detrás de esta movida en mi contra”.

“A mi juicio las causas en mi contra tienen que ver con mi intervención en materia tarifaria, en el conflicto docente y de los trabajadores de la Provincia de Buenos Aires a quienes decretaron descuentos salariales por los días de paro estableciendo una conciliación obligatoria ilícita. Hemos tratado de poner límites al Poder Ejecutivo cuando consideramos que avasallaban los derechos de los trabajadores”, resaltó Arias.

Afirmando más su posición, recalcó que “ahora sabemos las cuantiosas ganancias que están teniendo las (empresas) energéticas. Solamente el grupo Pampa, de Nicolás Caputo, el amigo de la vida del presidente, ha tenido una ganancia de 7.500 millones en tres meses. Imagínense que un juez le suspenda por un mes la medida cautelar: hay 2.500 millones de razones para remover a un juez”.

Arias indicó además que, “de las 21 causas que se me imputan, 11 son meramente burocráticas y rebatibles bajo todo punto de vista. A los jueces no nos pueden juzgan por nuestras sentencias, esa es la independencia que tenemos pero es lo que incumplen acá y me juzgan a mí”.

Para el suspendido magistrado “no hay causales de jury y por eso inventaron estas cuestiones. Soy víctima de una intencionalidad política y judicial, las verdaderas razones no se plasmaron en este jurado y tienen que ver con mi intervención en materia tarifaria y mi postura en el conflicto docente. Son conflictos donde intentamos poner límites al Poder Ejecutivo para defender los derechos de los trabajadores”.

Vale recordar que Arias tiene sobre sí 21 denuncias por presunto mal desempeño en sus funciones, irregularidades administrativas, abuso de autoridad, prevaricato e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Acompañaron a Arias en su exposición ante la prensa el titular de La Bancaria local, Federico Bach; el concejal de Unidad Ciudadana y referente del gremio telefónico platense, Cristian Vander; y el titular del Partido Justicialista de La Plata, Luis Lugones.

Comentarios

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre