La familia más grande de Argentina volvió a su casa

Foto: Nicolás Braicovich (Pulso Noticias)

No fue un campeonato ni suma una estrella en el palmarés pero la felicidad fue igual o superior a la de una consagración

Por Andrés Causa Andrieu

Después de casi 15 años de lucha, trabas, imponderables, problemas económicos, coyunturales, devaluaciones, crisis nacionales, nuestro mejor hombre nos dio la máxima felicidad en el nuevo siglo, sin lugar a dudas.

Juan Sebastián Veron no es un hombre más en Estudiantes, y no solo yo lo siento, quedó demostrado en la emoción de los 60.000 hinchas que dijeron presentes en ambas inauguraciones del nuevo estadio de 1 y 57. El presidente hizo posible lo imposible, lo impensado, lo que parecía muy lejano en aquel 2005. Volvió en plenitud, nos sacó campeón de todo y como si no hubiese alcanzado, se puso a cargo el club y terminó la construcción. Es de otro planeta…

Durante todo el fin de semana, pudimos encontrarnos la gran familia de Estudiantes. Familias que volvieron a compartir un momento de cancha, amigos que coordinaron para empezar a ir todos juntos de vuelta como en los 90 y también fue el momento de volver a compartir con muchos protagonistas que se merecían su reconocimiento. Jugadores, ex dirigentes y personalidades del mundo Estudiantes.

Desde la estatua a Carlos Salvador Bilardo al reconocimiento a los campeones del mundo, al Leon virtual que apareció en medio de los palcos de calle 1 y la vuelta de Los Simuladores que hicieron posible la re inauguración. Vivimos una noche llena de emociones, donde las lágrimas fueron el gran protagonista.

En casa estamos todos

Ernesto Farias y Jose Luis Calderon son dos goleadores que nacieron en nuestras raíces, ambos se formaron en el Country Club de City Bell y ambos hoy en día por distintos factores, estaban algo alejados de un mimo o un reconomiento del hincha y fue en UNO, donde tuvieron esa ovación que fue una caricia al alma. 

Comentarios