Ante una iglesia vallada de policías, repudiaron al cura Eduardo Lorenzo

Más de un centenar se movilizó a la parroquia de Gonnet. Foto: Pulso Noticias

Más de un centenar de personas marcharon esta mañana a la iglesia donde todavía el ex capellán penitenciario sigue dando misas: Inmaculada Madre de Dios, ubicada en 502 entre 15 y 16

Sobrevivientes de abusos, familiares, denunciantes y organizaciones feministas se movilizaron por las calles de gonnet para repudiar al ex capellán del Servicio Penitenciario Bonaerense, Eduardo Lorenzo. Al grito de “vecino, vecina, no sea indiferente, abusan a los niños en la cara de la gente” recorrieron el trayecto desde la estación de trenes de Gonnet hasta la parroquia Inmaculada Madre de Dios. Allí se encontraron una veintena de policías bonaerenses, quienes realizaron una “valla humana” para proteger a los curas y feligreses, sumado a la cantidad de efectivos policiales apostados en la zona ¿cuánto habrán gastado en ese operativo policial?

Todos los días, y principalmente los domingos, se lo puede ver al ex capellán penitenciario, imputado por cometer abusos sexuales infantiles, amenazar y corromper a menores, parado frente al altar hablándole a sus feligreses. Entre ellos, niños y adolescentes que siguen en contacto con él. En esta ocasión, Lorenzo no estuvo a cargo de la misa, y no se lo vio por ningún lugar de las inmediaciones a pesar de que su casa se encuentra en ese mismo lugar.

Policías Bonaerenses “resguardando” la parroquia de Gonnet. Foto: Pulso Noticias

Lorenzo pidió licencia “por motivos de salud” a su condición de párroco en la parroquia Inmaculada Madre de Dios de Gonnet a partir del próximo 11 de noviembre. Y en los argumentos apunta que “existe hoy una campaña calumniosa en mi contra que ha derivado en una denuncia falaz y una serie de actos de hostigamiento que me han agotado”.

Según informaron desde el arzobispado, “el Arzobispo aceptó este pedido de licencia, la cual se hará efectiva a partir del lunes 11 de noviembre próximo. Al mismo tiempo, le encomendó que a partir de esa fecha colabore con tareas de asistencia a los pobres en Cáritas y en el acompañamiento de los sacerdotes mayores”. En las puertas de la parroquia se pudo escuchar las denuncias contra el encubrimiento de todos los sacerdotes que están al tanto de la situación, laicos comprometidos y hasta el mismo arzobispo platense.

Roxana Vega y Alejandro Di Salvo, denunciados por el cura Lorenzo, estuvieron presentes en la concentración. Foto: Pulso Noticias

Víctor “Tucho” Fernández, el arzobispo de La Plata e íntimo amigo del papá Francisco, sigue protegiendo al cura denunciado por abusos sexuales enviándolo a realizar trabajos a Cáritas. Familiares de una de las víctimas aseguraron a este medio que temen la fuga de Lorenzo, “puede escaparse del país ya que no está vinculado con la causa –que radica en la UFI 1 de La Plata- entonces no tiene obligación de anunciarse ni ningún registro de seguimiento”, afirmaron.

Las organizaciones feministas denunciaron a la fiscal Ana Medina de la UFI 1, a cargo de la investigación, que “habiendo escuchado los terroríficos testimonios de sobrevivientes y testigos presenciales, todavía Lorenzo no está procesado”. Además, señalaron que el cura “cuenta con el total encubrimiento de la jerarquía católica” y que “puede fugarse”. Y exigen “¡que lo procesen y detengan ya al cura Lorenzo!”.

Foto: Pulso Noticias

Eduardo Lorenzo fue denunciado en 2008 por abuso sexual infantil en la justicia penal y en la justicia eclesiástica. De una manera aceleradísima, la causa fue archivada en 2009. Recién en marzo de este año la misma fiscal que recibió la primera denuncia (UFI 1 de La Plata), Ana Medina, decidió desarchivar la causa en la cual se agregaron los testimonios de por lo menos dos víctimas más.

Según el abogado de la querella, Juan Pablo Gallego, existe más de una docena de niños abusados por este cura.

Este medio junto a la Izquierda Diario viene realizando una investigación periodística del caso desde el primer momento, y hace pocos días, dimos a conocer el terrorífico relato de una nueva víctima de abuso de poder, golpes y amenazas del cura Lorenzo en el año 1989 cuando era diacono de la iglesia María Auxiliadora de Berisso.

Para conocer más ingresá a: Eduardo Lorenzo, el cura imputado por abusos sexuales agravados.

Comentarios