“Hoy en Berisso todo es urgente, la ciudad está devastada”

Fotos: Nicolás Braicovich

Fabián Cagliardi brindó ayer su primer conferencia de prensa tras haber sido elegido intendente en la vecina ciudad. Realizó un diagnóstico de la situación actual y planteó los desafíos hacia el futuro. Además, destacó la importancia del trabajo conjunto con Ensenada y La Plata para lograr el desarrollo de la región

Berisso parece haber retornado un poco a la normalidad, por lo menos en términos electorales. Un síntoma de lo ocurrido en las urnas en 2015, sin dudas, fue la victoria de Cambiemos en el “kilómetro 0 del peronismo”. Desde el próximo 10 de diciembre será Fabián Cagliardi, del Frente de Todos, el encargado de conducir los destinos del distrito, un lugar que presenta un fuerte atraso tras muchos años de malas administraciones. Y su diagnóstico así lo señala.

“Hoy tenemos un desafío muy importante por delante, una ciudad que está devastada y un Municipio que lo tenemos que sacar adelante porque está quebrado. Nos va a llevar por lo menos 2 o 3 años poner a la ciudad por lo menos prolija y en orden”, señaló Cagliardi en una conferencia de prensa brindada ayer en la sede de la Agrupación María Roldan.

El pasado miércoles a la mañana, así como viene ocurriendo a nivel nacional y provincial, se inició la transición en Berisso. El intendente saliente, Jorge Nedela, mantuvo una charla con el mandatario elegido. Y tal como sucede en los otros órdenes de la administración pública, lo económico fue lo primero a evaluar.

“Como planteó Axel (Kicillof) en la Provincia, tenemos que saber qué es lo que está pasando. Hay muchos programas que no sabemos si están cerrados, abiertos, si se completaron o no. Hay muchas obras que llegaron al municipio y no están terminadas, llegó el dinero pero no sabemos que se hizo con ese dinero. Si logramos resolver el tema económico y sabemos lo que pasó, podemos empezar a bajar a las distintas secretarías con esa información”, explicó Cagliardi.

“Hoy en la ciudad todo lo que tocamos es urgente, las escuelas son un desastre, en materia de salud la salita está muy mal, no se hace la atención primaria prácticamente. En la parte de servicios y obras públicas no se está haciendo nada. Vamos a tener que ponerle mucho ingenio y muchas ganas para poder sacar a Berisso adelante”, relató. Y aseguró: “En la apertura de sesiones me van escuchar hablar de cuál es la situación del Municipio y a partir de ahí sólo voy a hablar hacia adelante y de trabajo”.

La integración de la región, un punto clave

Un aspecto estratégico para el desarrollo del municipio es la posibilidad de trabajar de manera conjunta con La Plata y Ensenada. Fabián Cagliardi ya había mostrado cercanías en el último tiempo con Mario Secco, pero será vital que esa articulación también se exprese con Julio Garro en la capital provincial.

En este sentido el mandatario electo destacó: “Con Mario Secco venimos planteando muchas cosas en conjunto. Se acabaron las fronteras entre Ensenada y Berisso, vamos a trabajar para poder sacar las ciudades adelante, para generar trabajo a nuestros vecinos, para que el Astillero sea una realidad, para que el puerto sea una realidad. Vamos a trabajar en conjunto el tema de la seguridad, ver si entre las dos ciudades podemos pedir una fiscalía. Y después hay un montón de obras que nos unen”.

Respecto de la relación con el intendente platense, argumentó: “No sabemos qué va hacer Garro, cómo se va a mostrar, ojalá podamos hacer las cosas entre los tres intendentes. Pero hasta ahora es algo que desconocemos porque no hemos tenido la oportunidad de hablar con él. Ojalá podamos hacer cosas en conjunto para que la región crezca”.

“Yo siempre comento que cuando ocurrió la inundación del 2 de abril siempre se habló de que se inundó La Plata, pero Berisso y Ensenada también se inundaron. Y las obras llegaron a La Plata y no llegaron a Berisso y Ensenada. Entonces hoy el agua nos llega muy rápido, nosotros somos un embudo acá. Si hubiésemos trabajado el tema regionalmente, entre los tres intendentes, la solución hubiese llegado a todos lados. También hay que hacer una planta de agua potable nueva en la región porque si no en muy poco tiempo nos vamos a quedar sin agua potable”, analizó.

“Nos vamos a ajustar el cinturón”

Un último aspecto al que se refirió tiene que ver con su futura labor cotidiana y la de los funcionarios que designará en los próximos días. “El salario de los funcionarios queda congelado porque realmente está muy alto, nosotros somos los que tenemos que hacer el sacrificio. Nos vamos a ajustar el cinturón”, afirmó.

Además, manifestó que durante su gestión atenderá periódicamente a los vecinos tanto en la Municipalidad como en las delegaciones de La Franja y Villa Zula. “Esto tiene que ver con no perder el contacto con el vecino y controlar a mis funcionarios para que no me mientan y me llegue la realidad de lo que está pasando”, indicó.

Comentarios