Vecinos de Tolosa defienden sus espacios públicos ante la especulación inmobiliaria

El Gobierno de la Provincia vendió a fines del año pasado un espacio verde al costado de la Avenida Antártida, a la inmobiliaria Dacal. Desde entonces las asambleas vecinales de la zona pelean para frenar el avance especulativo sobre el lugar. Piden que Garro cumpla con lo que les prometió

A fines del año pasado la Gobernadora María Eugenia Vidal remató un terreno en la ciudad que consideraba “ocioso”. Se trataba de un espacio verde público al costado de Avenida Antártida, en la zona de 7 y 528, que si bien era propiedad del Estado bonaerense, era mantenido por el Municipio y utilizado por los vecinos de la zona.

Desde el momento en que esto se dio a conocer, las asambleas vecinales de Tolosa comenzaron su pelea para que no avance la especulación inmobiliaria sobre el espacio, que fue adquirido por Dacal Bienes Raíces, empresa que jamás escuchó el reclamo de los vecinos, alambró el lugar, y planeaba construir allí oficinas.

Sin embargo, las obras tuvieron que pararse por la resistencia de los y las vecinas, y el alambrado había sido retirado. Pero esta semana volvió el conflicto: aparecieron operarios de Dacal con motosierras y comenzaron a talar árboles hasta que un grupo de asambleístas se trenzó con ellos para impedirlo.

La violencia generada por esa situación motivó una protesta que se desarrolló esta tarde, donde los vecinos volvieron a exigir que el Estado expropie nuevamente ese terreno y que siga siendo un espacio público y verde.

“Nos convocan acá los desmanes que ocurrieron en este terreno de Avenida Antártida, por el que hemos dado una importante lucha desde el año pasado. El intendente ahora reelecto Julio Garro nos dijo que en este terreno no se va a continuar con la edificación, que se le va a expropiar a Dacal, para que esto continúe siendo un parque”, afirmó Vaneza Zaffiro, una de las asambleístas.

En ese marco, relató la situación que vivieron después de los comicios del domingo: “después de las elecciones vimos que estaban talando. Empezamos a movilizarnos. Hubo un hecho muy violento donde uno de los operarios casi le corta el brazo al asambleísta por querer que pare con la tala”.

“Tenemos entendido que una proteccionista fue a hablar con Dacal, y le pidió por favor que si talaban los árboles, que al menos les avisara para que ellos pudieran sacar los nidos y poder protegerlos. No avisaron nada y hay un montón de animales muertos”, remarcó.

A su vez, objetó la forma en que el predio fue vendido de forma inconsulta, considerándolo un espacio oscioso. “Para considerar que esto es un espacio ocioso tiene que haber un estudio que implique en esas tierras se puede construir sin generar un impacto ambiental riesgoso. Acá talaron dos ejemplares de Eucaliptus centenarios, que sus raíces absorben mayor cantidad de agua que cualquier otro árbol. Estamos hablando de Tolosa, un barrio inundable, acá en 2013 hubo un metro de agua”, afirmó.

Según informó, los vecinos mantuvieron diálogo con distintas oficinas y funcionarios municipales, y les consta que Dacal no tiene permiso para construir ni modificar hasta el momento nada en ese lugar. En ese sentido, volvieron a exigir la intervención inmediata de la Intendencia.

Comentarios

- Advertisement -