Comienza en Chapadmalal el 18º Encuentro de Jóvenes y Memoria

El evento reunirá 13 mil jóvenes de escuelas y organizaciones de la Provincia que trabajaron durante todo el año en 1.380 equipos de investigación. El presidente de la Comisión Provincial por la Memoria, Adolfo Pérez Esquivel, afirmó que la iniciativa se consolida “como una política pública en educación y derechos humanos”

Este martes 29 comienza el ya histórico encuentro de cierre del programa Jóvenes y Memoria que la Comisión Provincial por la Memoria realiza desde 2002. Hasta el 10 de diciembre el evento reunirá en el complejo turístico de Chapadmalal a 13 mil jóvenes de 1020 escuelas y 360 organizaciones sociales, políticas y culturales de toda la Provincia que trabajaron durante todo el año en 1.380 equipos de investigación con 2.484 coordinadores.

“Aunque significativos, lo que los números no cuentan es lo que sucede en esos 42 días de encuentro cuando las nuevas generaciones son protagonistas: su sensibilidad, las múltiples miradas y experiencias en cada barrio, localidad, escuela u organización de la Provincia son la base desde donde partir para construir una sociedad más justa e inclusiva. En tandas de dos días, además de exponer sus trabajos, compartirán experiencias y debatirán colectivamente en talleres temáticos, de expresión y actividades culturales sobre la construcción de una democracia plena y participativa”, señalaron desde el organismo.

En Chapadmalal los trabajos sobre la memoria del pasado reciente comparten escena con las investigaciones sobre las violencias y desigualdades del presente. La biografía de un desaparecido, casos de gatillo fácil o violencia institucional, conflictos por acceso a la tierra y a un ambiente sano o el desafío de pensarse en diversidad son algunos de los temas que les interpelan y movilizan, y año a año van ampliando la agenda de derechos que defender o por ganar.

Al respecto Sandra Raggio, directora general de la CPM, explica que “la agenda de Jóvenes y Memoria se renueva constantemente, lo cual indica que las sociedades se mueven, que la historia del presente y de lo que vendrá no está escrita. Este año el encuentro final del programa en Chapadmalal coincide con la transición de un gobierno constitucional a otro; esperemos entonces que esta agenda y las demandas que emergerán en estos 45 días sean parte de las políticas que vengan”.

Además de las producciones que lleva cada equipo en el encuentro, les jóvenes participan de talleres de debate y producción. Este año tendrán como ejes centrales de discusión la educación, la violencia institucional y géneros. “Para nosotres nuestra militancia, nuestra necesidad de transformarlo todo surge de reconocer las luchas políticas sociales y económicas que nos sucedieron, por eso levantamos sus banderas en contra de esta sociedad desigual e injusta. Como jóvenes vemos la necesidad de cuestionar todo hasta el más mínimo detalle para poder conocer nuestra realidad y así comprender nuestro papel en nuestra historia”, dijeron les jóvenes en uno de los manifiestos realizados durante el encuentro el año pasado.

Por su parte, el presidente de la CPM y premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, señaló: “Jóvenes y Memoria se consolida como una política pública en educación y derechos humanos, un proyecto pedagógico y político que entiende que tanto en los procesos de transmisión de memoria como en la consolidación de democracias plenas de derechos las nuevas generaciones tienen que ocupar un rol protagónico”.

En el mismo sentido, el secretario de la CPM, Roberto Cipriano García, sostuvo “El programa ha logrado sostenerse 18 años porque las nuevas generaciones han mostrado su voluntad de participar y también porque el organismo ha logrado sostenerse desde la pluralidad, la independencia y la autonomía de los gobiernos, impulsando políticas de memoria amplias y abiertas”.

Comentarios