Asediado por la violencia, México elige nuevo presidente

El país azteca elige al sucesor de Peña Nieto el próximo domingo, y las encuestas dan ganador a López Obrador, de la izquierda. La campaña dejó un saldo trágico de 132 políticos asesinados

La campaña electoral más violenta de la historia de México puede dar, además, otro resultado histórico pero más alentador: después de tres intentos, Andrés Manuel López Obrador, dirigente de izquierda y ex jefe de Gobierno de la capital azteca, lidera todas las encuestas para ser el nuevo presidente. Los candidatos de los dos partidos más tradicionales, Ricardo Anaya y José Antonio Meade, lo siguen a distancia en intención de voto debido a las denuncias de corrupción y al desencanto de la población con la clase política.

AMLO, como lo conocen a Obrador, culminó ayer la campaña en un Estadio Azteca más repleto que en México 86, con seguidores que permanecían afuera y más de 80.000 personas que lo escucharon repetir sus principales promesas de campaña: la anulación de los contratos de privatización del agua y el fin de algunos aparatos represivos y de inteligencia, además del combate a la corrupción y la reducción de los sueldos de los altos funcionarios públicos. “No se puede combatir la corrupción si no tenemos autoridad moral”, aseguró el candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia”.

Y así será, según los últimos sondeos. En el último día habilitado para publicar encuestas, la gran mayoría situaba a López Obrador con más de 20 puntos de ventaja sobre sus contrincantes. El diario Reforma, por ejemplo, le daba una intención de voto del 51%, frente al 27% de Anaya y el 19% de Meade. Los números reflejan en parte una campaña donde primaron las denuncias de corrupción, las críticas rimbombantes contra la política del vecino del norte, Donald Trump, y la violencia.

Un baño de sangre

México es la segunda economía de América Latina, tiene más de 100 millones de habitantes y 87 millones están habilitados a votar, incluyendo a la numerosa comunidad migrante del otro lado de la frontera. Asediado por el narcotráfico, el país vive una espiral de violencia que parece no detenerse y que afecta a todos los sectores sociales.

Durante la campaña, la consultora Etellekt contabilizó 543 agresiones generales a políticos, pero lo grave es que en total, fueron 132 los candidatos y precandidatos a cargos locales o estatales que fueron asesinados.

Como parte de este estado de situación, se reportaron robos de boletas (más de 11.000) por parte de grupos armados en el Estado de Tabasco, y otras ocho mil boletas de candidatos fueron sustraídas y quemadas en Oaxaca. En este contexto de turbulencias se llevarán adelante las elecciones más grandes de la historia mexicana, ya que además de presidente se eligen senadores, diputados, ocho gobernadores, alcaldes y cientos de legisladores locales.

Comentarios

- Advertisement -

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa un comentario
Por favor ingresa tu nombre