Los uruguayos rechazaron la actuación de los militares en seguridad interior

La reforma constitucional propuesta en Uruguay para que al menos 2.000 miembros de las Fuerzas Armadas actúen en la seguridad pública quedó descartada un plebiscito realizado en paralelo a las elecciones presidenciales del domingo.

La iniciativa, que precisaba que más del 50 % de los votantes colocaran la papeleta del “SÍ” en el plebiscito, alcanzó un respaldo del 46 % de los votos, por lo que terminó siendo rechazada.

Se habían pronunciado en contra de esta reforma los movimientos sociales, todos los candidatos a la presidencia, incluido el del Partido Nacional (PN, centroderecha), Luis Lacalle Pou, pese a que la iniciativa fue impulsada por un compañero suyo.

La actuación de los militares en Chile aparece como otra de las razones que llevaron a que la reforma fuera rechazada por un 56 % de los uruguayos, según analistas locales.

Entre los cuatro puntos de la iniciativa “Vivir Sin Miedo”, los dos primeros eran habilitar los allanamientos nocturnos -algo que se prohíbe desde la Constitución de 1830, la primera de Uruguay- y el cumplimiento total de las penas para delitos graves.

Además, impulsaba la cadena perpetua revisable a los 30 años de reclusión y la creación de una Guardia Nacional, cuerpo de seguridad formado por militares para ayudar a la Policía Nacional, refirieron hoy medios de la prensa uruguaya y la agencia de noticias EFE.

Comentarios