No hay balotaje: Fernández será el próximo presidente

Foto: Reuters

Macri reconoció la derrota. Con el 96,06% de las mesas de todo el país computadas, el candidato del Frente de Todos se impone ante el actual presidente por una diferencia menor a la de las PASO, pero que le alcanza para ganar en primera vuelta porque supera el 45% (48,02% contra 40,45%)

La fórmula presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández y Cristina Fernández, suman el 48,02% de los votos, habiéndose escrutado el 96,06% de las mesas de todo el país. En tanto, la fórmula oficialista de Junto por el Cambio (Mauricio Macri-Miguel Ángel Pichetto), alcanza el 40,45% de los sufragios.

El presidente Mauricio Macri felicitó al mandatario electo y aseguró que mañana se reunirá con él para garantizar “una transición ordenada que lleve tranquilidad a los argentinos”.

En tercer lugar, se ubica la fórmula del Frente Consenso Federal, encabezada por Roberto Lavagna, con el 6,17% de los votos. Luego, el Frente de Izquierda-Unidad (FIT-U) encabezada por Nicolás del Caño y Romina Del Plá, con el 2,15% de los sufragios.

En quinto lugar se posiciona el candidato del Frente NOS, Juan José Gómez Centurión, con el 1,70% de los votos. Más atrás, José Luis Espert, del Frente Despertar, alcanzando apenas el 1,47% de los sufragios totales.

Fernández y su compañera de fórmula, la ahora vicepresidente electa Cristina Fernández, basaron principalmente su triunfo en los guarismos que cosecharon en el distrito más poblado del país, la provincia de Buenos Aires, donde obtuvo el 52,05 % de los votos, contra solo 36,02% de Macri y Pichetto.

Alberto Fernández le pidió, desde el bunker del Frente de Todos, a los referentes de Juntos por el Cambio que sean “conscientes de lo que nos han dejado, y nos ayuden a reconstruir el país de las cenizas que han dejado”.

“Ojalá que ese compromiso de diálogo que nunca tuvieron ahora lo ejerzan, y que sean capaces de entender que la Argentina que viene necesita del esfuerzo y compromiso de todos”, expresó Fernández.

Antes, Macri felicitó desde el campamento de Juntos por el Cambio, a Alberto Fernández, y se comprometió a ejercer “una oposición sana, constructiva y responsable”. El jefe del Estado reconoció la derrota y declaró que trabajará desde mañana para una transición ordenada y para que que los argentinos no sufran las consecuencias de la crisis.

La novedad del resultado de este domingo fue el notable crecimiento de Macri, ocho puntos más que en las primarias de agosto. El mandatario logró imponerse en seis provincias, cuatro más de las que ganó en agosto: Mendoza, Córdoba, Entre Ríos, San Luis, Santa Fe y la Ciudad de Buenos Aires.

Comentarios