Estudiar y trabajar sin agua: el drama de una (y tantas) escuela

¿Cuáles son los problemas de infraestructura? ¿Por qué protestan los docentes? El corte en 7 y 50 de los Suteba Multicolor y los problemas de la primaria 6 de Punta Lara, en esta nota

Una nutrida columna de docentes de las seccionales Suteba multicolor de Ensenada, Escobar, La Matanza y otros distritos realizaron un corte hoy al mediodía en 7 y 50 y marcharon luego a la Dirección General de Cultura y Educación para reclamar por la reapertura de paritarias y la urgente solución de los problemas edilicios en las escuelas bonaerenses. Además, reclamaron que el dinero destinado al FMI se destine a Educación y expresaron su apoyo a la lucha del pueblo chileno. 

“Reclamamos al gobierno provincial por el estado calamitoso de la educación pública. Esto necesita respuestas inmediatas, la infraestructura escolar está en un cuadro gravísimo, la situación de los comedores escolares también. No podemos esperar a las elecciones” señaló la docente y candidata a vicepresidenta por el FIT Romina Del Plá a Pulso Noticias, cuestionando la decisión de Roberto Baradel y la cúpula del Suteba Provincia de “plegarse al pedido de Alberto Fernández, de dejar las calles y esperar las elecciones”.  

Grietas en los techos, baños que se inundan, pérdidas de gas y cortes permanentes de luz. ¿Qué quieren decir los docentes cuando hablan de “emergencia edilicia”? ¿Cuál es la urgencia? Un ejemplo lo dio Lorena, maestra de 5to y 6to grado de la Escuela Primaria número 6 de Punta Lara que desde hace años tienen problemas con el agua, pero ante el agravamiento de la situación, dijeron basta.  “Durante todo el día hay cortes. Los nenes van al comedor sin lavarse las manos, en Educación Física no pueden tomar agua ni higienizarse. Los baños son un desastre. No sabemos que más hacer”, señaló la docente. 

Lorena está toda la jornada en el edificio y pese a que hay muchos otros problemas de infraestructura, grafica la urgencia de la falta de agua preguntando: “¿Qué haces si un chico se lastima la cabeza, si sangra y no podes ni limpiarlo como corresponde? Sos vos la que está a cargo de esa situación”. En el mientras tanto y ante la falta de respuestas, no sólo cortan la calle y reclaman ante las autoridades: en los recreos usan bidones con agua o un trapo húmedo para que los nenes se limpien las manos. Dato: la escuela tiene cerca de 600 alumnos. 

“Todos los docentes le ponemos el cuerpo, hay mucha voluntad, pero a veces te preguntas si no terminas siendo cómplice. ¿Cuál es el límite?” concluye la maestra. Por eso, para decir basta una vez más, los docentes de la EP6 y sus colegas de Ensenada harán un abrazo a la escuela el próximo martes, invitando a toda la comunidad educativa. 

Están convencidos de que alguien les tiene que dar una solución. Antes de terminar la protesta, Daniel Rapanelli, secretario general de Suteba Ensenada, concluyó: “Hace años que el hombre llegó a la Luna, pero te dicen que no se puede resolver un problema de agua en una escuela”. 

Comentarios

- Advertisement -