La inundación de 2013 se mete en el debate electoral

Un pedido de informes en el Concejo Deliberante realizado por la oposición sobre los resultados del Plan de Reducción de Riesgos de Inundación generó una discusión con el oficialismo y acusaciones cruzadas sobre la utilización del tema con fines proselitistas

La inundación de 2013 se va instalando como uno de los temas de debate electoral de cara al 27 de octubre, a diferencia de las PASO donde este eje fue tapado por otros, como la situación económica y social, el desempleo o la seguridad, que tuvieron mayor preponderancia tanto para oficialistas como para opositores.

De hecho, el Intendente Julio Garro decidió centrar su discurso en las obras hidráulicas finalizadas durante su gestión, marcando así la diferencia con el gobierno peronista anterior, que carga con la mochila de no haber realizado prácticamente nada en términos de obra pública para poder prevenir un evento como el que ocurrió hace seis años y medio.

De todas formas, el Jefe Comunal tampoco la tiene servida con este eje de campaña. El fin de semana pasó un mal trago en Los Hornos cuando una de las integrantes de las asambleas de inundados le recordó que todavía no están todas las obras finalizadas, que los mega emprendimientos inmobiliarios siguen a la orden del día, y que numerosos barrios de la ciudad todavía se siguen inundando.

También los vecinos de Gonnet se quejaron públicamente tras las lluvias registradas durante la noche del lunes y la mañana del martes, que dejaron calles intransitables en dicha localidad, a pesar de las obras que promociona la Intendencia.

El tema volverá a estar en la agenda pública nuevamente en pocos días, cuando la Universidad de La Plata presente el informe final del Plan de Reducción de Riesgos de Inundación, a cargo del Ingeniero Pablo Romanazzi, y se lo entregue el Municipio. Esta iniciativa surgió a partir de un convenio firmado a fines de 2018, a partir del cual medio centenar de investigadores elaboraron una serie de investigaciones que derivarán en directivas que serán claves para el desarrollo de políticas de Estado a futuro que puedan adaptar a la ciudad hacia la prevención de las consecuencias de estos eventos climáticos.

El resultado del trabajo le dará a la Municipalidad una serie de protocolos de prevención, emergencia y reconstrucción, que deberán cristalizarse en la creación de órganos específicos dentro de la estructura comunal para poder ser llevados adelante, en el otorgamiento de los correspondientes recursos (materiales y humanos, con la debida capacitación), y en la sanción si fuese necesario de ordenanzas o resoluciones para llevar adelante el Plan.

Justamente, en el informe entregado en mayo por este equipo de investigadores universitarios, se realizó un análisis de los 35 emprendimientos urbanísticos aprobados a fines del año pasado y promovidos por el oficialismo, determinando que 14 de ellos conllevaban riesgos de inundación.

Foto: Nicolás Braicovich (Pulso Noticias/Archivo)

Sobre ese punto hizo foco la oposición esta tarde en la sesión del Concejo Deliberante. El bloque del Frente para la Victoria-Unidad Ciudadana presentó un pedido de informes para saber qué acciones había tomado la Intendencia tras las conclusiones que arrojaba el análisis realizado por los investigadores, que advertían el peligro de avanzar con esos desarrollos.

“Cuando se aprobaron los desarrollos urbanísticos a fines del año pasado se anexó un estudio encargado a la Universidad, que tenemos entendido que está en la etapa final. Nos interesaría saber a qué conclusiones se llegaron con respecto a las obras hídricas, a la posibilidad de que estos desarrollos sean inundables o no”, preguntó el edil Norberto Gómez, y luego deslizó la frase que el oficialismo tuvo que salir minutos más tarde a responder: “Pedimos que este tema tan complejo para la ciudad, que ha traído tanto dolor, que no se convierta en una bandera de proselitismo”.

Antes de que el bloque de Cambiemos conteste, la concejal Florencia Rollié sumó su adhesión al pedido de informes y remarcó: “Sería interesante saber qué medidas ha tomado el departamento ejecutivo, desde mayo a la fecha, respecto de estos loteos. En especial aquel que es nuevo”, dijo en referencia al denominado Clementina II, que a diferencia del resto es el único que fue gestado y avalado por la gestión de Garro, y es precisamente uno de los que tenía riesgos de inundación.

El edil Claudio Frangul fue el encargado de responder por parte del oficialismo. Elevando un poco el tono de voz, y en línea con el discurso que está teniendo el Intendente, señaló: “Para nosotros la cuestión hidráulica no es una cuestión electoral. Es una política de Estado. Por eso estuvimos a la altura de las circunstancias. Por eso hicimos kilómetros de conductos, sumideros, puentes, y vamos a seguir haciendo”.

“Acá hubo estudios anteriores de la UNLP, estudios que determinaban que la ciudad debía hacer obras hidráulicas importantes porque íbamos a tener serios inconvenientes. Estudios nunca faltaron, lo que faltó fue hacer obras”, afirmó en referencia a los gobiernos municipales anteriores. El bloque oficialista acompañó sin problemas el pedido de informe y afirmó que lo contestará a la brevedad.

Desde la oposición, no dejaron de remarcarle que algunas de las obras que mencionó habían comenzado durante el Gobierno anterior, y fueron finalizadas por éste, buscando que tampoco se lleven todo el rédito político de las mismas.

Sin dudas, el tema entró en el debate electoral y será uno de los puntos que tanto oficialistas y opositores buscarán abordar. La próxima gestión de gobierno, sea cual sea, tendrá en su poder la posibilidad de avanzar en la implementación real y efectiva del ambicioso Plan de Reducción de Riesgos de Inundación, o dejar que este aporte fundamental quede en el olvido.

Comentarios

- Advertisement -