Los pibes y las pibas hacen valer su voz

El  programa, dependiente de la Comisión Provincial por la Memoria, está vigente hace 17 años y por él ya pasaron unos 100.000 chicos, provenientes de toda la Provincia de Buenos Aires

Por Camila Pérez Rodríguez *nota publicada en edición impresa de Pulso Noticias

Jóvenes y Memoria es un espacio coordinado por la Comisión por la Memoria desde el año 2002. Está dirigido a escuelas y organizaciones sociales, políticas y culturales de la Provincia de Buenos Aires y propone a cada equipo de trabajo elaborar un proyecto de investigación acerca de las memorias del pasado reciente o la vulneración de los Derechos Humanos en democracia. El programa fue declarado de interés educativo provincial por la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires (Resolución Nº 1316/2018) y de interés educativo nacional por el Ministerio de Educación de la Nación.

La Comisión por la Memoria es un organismo autónomo. Gracias al trabajo de coordinadores, docentes y voluntarios, cada año se realizan “encuentros regionales” en varios puntos de la Provincia de Buenos Aires. Estos encuentros son instancias de intercambio, donde los chicos participan de talleres y es el primer contacto con los proyectos. Cada noviembre, en Chapadmalal, se realiza el encuentro plenario del programa y allí los jóvenes comparten sus experiencias y los proyectos en los que trabajaron durante todo el año.

El eje sobre el que giran todos los proyectos es: Derechos Humanos. Algo singular que sucede en el programa es que en contextos de crisis suelen proliferar una mayor cantidad de trabajos que buscan abordar la vulneración de los Derechos Humanos en democracia. Lo importante es que la temática del proyecto sea relevante para la comunidad en la que está inmersa la institución u organización que participa del programa, ya que de este modo se logra que los jóvenes conozcan la historia de los lugares que transitan en su cotidianeidad.

Algunos de los temas propuestos desde el programa son: biografías de desaparecidos de la comunidad; discriminación y exclusión social; explotación laboral y trabajo infantil; género, Derechos Humanos y diversidades, prácticas educativas de ayer y hoy; participación, militancia y protesta social; percepciones actuales sobre la dictadura; políticas y transformaciones económicas, o episodios locales de represión y resistencia en dictadura, entre otros.

Los trabajos sobre la dictadura cívico- militar y eclesiástica son moneda corriente y nos demuestran que nunca está de más volver a revisar temas que lejos se encuentran de estar cerrados. La mirada que los jóvenes tienen sobre hechos del pasado es fundamental para construir un futuro donde dejen de vulnerarse derechos y donde sus voces sean tenidas en cuenta.

A 43 años de la Noche de los Lápices

Este 16 de septiembre se cumplen 43 años de la madrugada en la que fueron secuestrados, de los domicilios donde dormían, los militantes de la Unión de Estudiantes Secundarios: Pablo Díaz, Patricia Miranda, Emilce Moler, quienes sobrevivieron y recuperaron su libertad, y Claudia Falcone, María Clara Ciocchini, Claudio de Acha, Daniel Racero, Horacio Ungaro y Francisco López Muntaner, quienes aún hoy continúan desaparecidos. Ellos habían luchado en defensa del boleto estudiantil y tenían una militancia activa, comprometida con la transformación de la sociedad. A raíz de este hecho, este día se ha instituido en el calendario escolar como el “Día de los Derechos de los Estudiantes Secundarios” mediante la Ley 10.671, con modificaciones introducidas por la Ley 12.030, en el año 1998.

Comentarios

- Advertisement -