Cuatro años de impunidad: denuncian encubrimiento policial del crimen de Antonella

María y Fanny, madre y tía de Antonella vuelven a buscar justicia

Se cumplen cuatro años de que mataron a Antonella Herrera y no hay ningún culpable. La causa se había archivado pero su familia y abogados pidieron la reapertura ya que acusan una red de encubrimiento de la policía bonaerense. Por eso organizan una movilización para este 2 de octubre desde las 18 en el playón municipal hasta la comisaría de Berisso

Las hermanas María y Fanny Duarte recibieron a Pulso Noticias en su casa de Berisso. Se trata de la madre y tía de Evelyn Antonella Herrera, quien apareció muerta en octubre de 2015 tras 15 días de estar desaparecida. El horario fue acordado para coincidir con la presencia de los dos abogados que acompañan actualmente la causa: Dante Calderón como letrado oficial y Luis Basualdo como representante del Centro de Atención a la Víctima.

El 18 de septiembre de 2015 Antonella y su hermano salieron juntos para ir al colegio que cada uno iba, en una esquina se separaron y ella siguió su recorrido pero nunca llegó a destino. Por la tarde su tía ya sospechó algo malo: “Llegué de trabajar y me llamó la atención que no había llegado, ella ya tenía el teléfono apagado… ahí empezó la búsqueda, luego confirmaron que no entró al colegio, hicimos denuncias, marchas”… resume con ojos cansados Fanny. Pasaron así 15 días hasta que el 2 de octubre Anto apareció muerta en un cañaveral de Berisso.

La Justicia y los medios de comunicación en aquel momento rápidamente publicaron el tradicional “fuentes policiales indicaron que…”, en el cual la línea era que Antonella no tenía muestras de violencia, que “los investigadores del caso manejan como hipótesis más fuerte que se fue de su casa porque mantenía una relación sentimental“, tal como expresó el diario El Día, el 24 de septiembre, durante los días que estuvo desaparecida.

A pesar de esta presión sufrida por la familia ante los medios respecto de si se podría haber ido sola, tía y madre repitieron hasta el hartazgo que “nada nos hace creer que se haya decidido ir”. Finalmente la peor de las evidencias les dio la razón.

Sin embargo, la investigación para saber qué pasó con Evelyn Antonella, llevada a cabo por el fiscal Marcelo Martini, tuvo sus vaivenes, sus idas y vueltas hasta que a finales de ese 2015 ya casi no había avances en la instrucción y la causa quedó en un cajón. Dos años después, por la fuerza de la familia para tener una respuesta, la llegada de nuevos abogados y la colaboración del Centro de Atención a las Víctimas, la instrucción cambió de fiscalía y se reabrió, a cargo ahora de la fiscal Ana Medina.

Había una sospecha muy fuerte que no fue tomada en cuenta en la investigación previa, vinculada a un amigo de la víctima quien fue hallado poseyendo su teléfono celular: “La persona que se sospecha es hijo de un funcionario policial, de ahí empezaron a aparecer varias irregularidades tanto en la búsqueda, el inicio de la causa… un montón de elementos que hacen presumir que no solo fue este joven uno de los asesinos, sino que tuvo colaboración tanto de la policía como del organismo provincial”, resumió a Pulso el abogado actual de la causa Dante Calderón.

El camino de la impunidad

“Todo el camino lo hizo la policía, y un fiscal que nunca hizo nada por la causa, que dejó que pase el tiempo y otras tantas irregularidades que salen ahora, como por ejemplo, que la familia nunca se había constituido como particular damnificado, en una causa tan grave”, denunció el letrado y agregó que también durante aquellos años se acercaron a la familia “pseudoabogados” que llevaron la causa por lugares inconducentes.

En esta nueva etapa se pidió además que la instrucción pase a la Justicia Federal, que se vuelvan a investigar los 10 cuerpos que forma la causa y que se hagan las pericias que nunca se hicieron. En ese sentido se exigió que esta nueva etapa sea llevada adelante por la Gendarmería, ya que la Policía Bonaerense es denunciada como parte del encubrimiento. “Al chico, hijastro del comisario de la 1° de Berisso, lo llevaron tres veces a declarar al destacamento pero nunca a la Justicia, y las tres declaraciones no coinciden para nada”, recordó Luis Basualdo. Agregaron también que el padre biológico del sospechoso es policía en Ensenada.

Para el nuevo abogado de la familia, la cuestión es simple: “se van a cumplir 4 años y no sabemos de qué murió, se dice que se suicidó, que fue de muerte natural, pero nada concreto”. Y resumió que lo más grave es que un grupo de personas que están en el poder fueron conniventes con el hijo de uno de ese grupo…. lo fácil que es matar a alguien y que el Estado mire para otro lado”, destacó.

Movilizarse para conseguir justicia

Este próximo miércoles 2 de octubre se cumplen 4 años de la aparición del cuerpo de Antonella y los familiares organizan una concentración desde las 18hs en el playón municipal local para movilizarse hasta la Comisaría 1° de Berisso. “Ya declararon todos los familiares, amigos, compañeros de colegio, falta el informe de las fuerzas federales para ver cómo seguir, tenemos elementos válidos para esclarecer el hecho. Detrás del sospechoso también hay una red de encubrimiento”, expresó Basualdo.

Los caminos a seguir, según el joven abogado Dante Contreras es que “si hay un resultado afirmativo va a ser resonante, porque hubo un fiscal que cometió negligencia, llegado el caso también vamos a ir por este tema, porque como le paso a Antonella le puede estar pasando a muchas personas más, porque esto es una red”, concluyó.

Por su parte Fanny concluyó: “queremos hacer hincapié en que fue un femicidio, Anto no se suicidó, ni tuvo muerte natural, la mataron. Queremos justicia” Y María, mamá de la víctima, de pocas palabras pero mucho dolor, agregó: “Son cuatro años, ya es mucho”.

Comentarios