La AFA tiene la oportunidad de cambiar la historia

Desde la ex Esma le piden al presidente Claudio Tapia que organice un homenaje para los futbolistas víctimas de la dictadura ¿Por qué no se hizo aún?, ¿qué papel jugaron Grondona y la FIFA?

Por Lucas Mazzuca *Nota publicada en edición impresa de Pulso Noticias

La AFA tiene una oportunidad histórica en sus manos. Pasaron 43 años del golpe cívico-militar de 1976 y 41 del Mundial 78. En todo este tiempo la amnesia colectiva de sus dirigentes y la reglamentación de la FIFA nunca permitió que fuera posible un homenaje a los futbolistas desaparecidos.

Ahora podría ser posible por una iniciativa de Claudio Morresi, el exsecretario de Deportes de la Nación y exjugador de Huracán, River y Vélez, entre otros equipos. En una nota que firmó en su condición de coordinador del Espacio del Deporte y los Derechos Humanos que funciona en la Ex Esma –en el sector de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas– le pide al presidente de la AFA, Claudio Tapia, que se organice un homenaje a diecinueve futbolistas. La mayoría continúan siendo buscados por sus familiares ya que sus restos nunca fueron encontrados.

El texto está en poder de Marcelo Achile, el prosecretario de la asociación. Para la aprobación de una declaración o un acto que pudiera desarrollarse con respaldo institucional del fútbol argentino, se requiere el tratamiento en el Comité Ejecutivo.

De los 19 futbolistas desparecidos, el caso más emblemático es el del arquero Antonio Piovoso quien integró el plantel de Gimnasia en 1973. Fue el único desaparecido que llegó a debutar en Primera. Disputó tres partidos por el torneo Metropolitano de ese año. Era suplente de Hugo Gatti y estudiaba al mismo tiempo Arquitectura en la Universidad Nacional de La Plata. Piovoso continúa desaparecido desde el 6 de diciembre de 1977, cuando fue secuestrado en la Galería Williams, en pleno centro de la ciudad.

El papel de Grondona

Julio Grondona asumió como presidente de AFA en 1979 y dejó de serlo en 2014 cuando falleció. “A mí me eligieron los clubes, no el vicealmirante Lacoste” fue la frase que lanzó Grondona cuando ya era presidente de la AFA en 1979. La aclaración era necesaria porque en ese momento, luego del “exitoso” mundial de 1978 según quienes gobernaban, todas las decisiones del fútbol argentino pasaban por Carlos Alberto Lacoste, marino que aspiraba llegar a la FIFA, a la que luego llegaría en 1980.

Antes que asuma Grondona, Lacoste tenía dos candidatos: Ignacio Ercoli, presidente de Estudiantes y Rafael Aragón Cabrera, presidente de River. Por distintas razones no se optó por ninguno de ellos. Y entonces apareció Julio Grondona de la mano de la baja cotización de las candidaturas de Ercoli y Cabrera.

La indudable relación de Grondona con la dictadura militar deja en claro por qué nunca llegó un reconocimiento por parte de la AFA a los futbolistas argentinos desaparecidos. Pero, Claudio Tapia es un presidente en funciones desde hace tiempo y atrás quedó el grondonismo, eso hace pensar que es un buen momento para cambiar la historia.

Los no de la FIFA

El artículo 60 del “Reglamento FIFA de seguridad en los estadios” (artículo titulado “Prevención de conductas provocadoras y agresivas”) impone en su inciso 1 que: “Se prohíbe terminantemente la promoción o el anuncio por cualquier medio de mensajes políticos o religiosos o cualquier otro acto político o religioso en el estadio o sus inmediaciones antes, durante y después de los partidos”.

Este artículo llevó a que la Selección Argentina en 2014 reciba una sanción económica por saltar al campo de juego del estadio Ciudad de La Plata con una bandera con la leyenda: “Las Malvinas son argentinas”, en un partido previo al Mundial de ese año.

Algo parecido sucedió el 24 de marzo de 2016, a 40 años del golpe. La selección albiceleste, con Messi a la cabeza, tenía decidido fotografiarse en la cancha con un cartel que decía: “24 de marzo: Día Nacional de la Memoria, la Verdad y la Justicia”. Pero eso no pudo ser y debieron sacarse la foto en el túnel del estadio nacional de Chile, donde jugaron un encuentro por las eliminatorias.

Comentarios

- Advertisement -