Movimientos sociales preparan una nueva jornada nacional de protesta

Será este martes en varias provincias del país, pero con epicentro en la Ciudad de Buenos Aires. La ministra de Seguridad Patricia Bullrich ya advirtió que hay “objetivos de provocación” por parte de las organizaciones

Organizaciones sociales, sindicales y de desocupados confluirán mañana en una jornada de protestas y marchas en todo el país, que tendrá como epicentro a la ciudad de Buenos Aires, donde marcharán desde la sede de la Unión Industrial Argentina (UIA), en Avenida de Mayo y Lima, hacia la Plaza de Mayo.

En una entrevista concedida esta mañana, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, insistió con que “hay objetivos de provocación” detrás de este tipo de movilizaciones, y reiteró que el Ejecutivo “no” va a “entrar en las provocaciones”.

Por ese motivo, dijo que “dependerá del movimiento, de cuánta gente haya y de los niveles de provocación que traigan” la posibilidad de que, a través de las fuerzas de seguridad, se pueda garantizar la circulación pese a las protestas.

“Vamos a tratar de garantizar que no se corten las vías nacionales -el aeropuerto internacional de Ezeiza, el Puente Pueyrredón, la Panamericana-, las cosas que siempre hemos garantizado y que no se corten, pero tenemos que ver el alcance de las protestas, cómo se organizan y cómo es el objetivo también”, sostuvo la ministra de Seguridad en declaraciones radiales.

De esta forma, se refirió a las protestas programadas para mañana, que incluyen cortes de calles y de rutas, y movilizaciones en varias provincias del país. Participarán de la jornada de protestas, entre otras, el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), Barrios de Pie, el Sindicato del Neumático y el Polo Obrero, entre otros.

Además de los cortes de calles y rutas -que en el ámbito metropolitano tendrá el foco en el Puente Pueyrredón y en el Puente Saavedra, entre las 11 y las 14- está prevista una movilización que partirá desde la sede de la UIA, ubicada en la Avenida de Mayo al 1100, en el centro porteño, para dirigirse desde allí hacia la Plaza de Mayo.

La jornada tiene como reclamos la necesidad de una “urgente” reapertura de paritarias, aumento para jubilados y pensionados, y la demanda de un paro de 36 horas a las centrales obreras para que la crisis “no la paguen los trabajadores”.

Comentarios

- Advertisement -