JUAGA: trabajo para integrar y ser más sustentables

Utilizan materiales desechables para la fabricación de productos de marroquinería y accesorios de moda. La labor en las cárceles, pilar de este emprendimiento que crece a pasos agigantados. El 5 de octubre tendrán su stand en el marco del Festival Capital

Por Lautaro Castro

¿Alguien podría imaginar que, a partir de un banner plástico, una manguera contra incendios o una bolsa de alimento balanceado para perros puedan fabricarse carteras, bolsos o mochilas? En tiempos de descarte permanente de residuos y falta de conciencia general en torno a la cuestión ambiental, quizás suene disparatado. No para JUAGA, un emprendimiento local que crece en base a lógicas sustentables con inclusión social.

“Trabajamos con materiales que suelen considerarse basura para hacer productos de marroquinería, accesorios de moda o mobiliario. Todo lo producimos en cárceles de la Provincia de Buenos Aires”, cuenta Leandro Caamaño, fundador del proyecto que nació el año pasado en el marco del programa “Usina de Ideas”, impulsado por la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de La Plata y del que resultó ganador.

Leandro es arquitecto y además cuenta con 16 años de experiencia en el ámbito carcelario provincial. Se desempeñó mayormente en la Dirección de Trabajo Penitenciario, hasta que meses atrás pasó a formar parte de la Dirección de Promoción e Inclusión Social Laboral. Ese cambio resultó fundamental a la hora de encarar su proyecto: “Me permitió conocer la dinámica, los problemas y las necesidades. Es un sector de los más vulnerados, que conozco bien y en el que sabía cómo generar un impacto positivo”.

Así fue que llevó su emprendimiento a la Unidad Penitenciaria N° 1 de Lisandro Olmos, donde actualmente funciona el taller de la marca y se brindan capacitaciones y trabajo a los internos. El objetivo es allanarles el camino hacia su reinserción sociolaboral. También se realizaron experiencias similares con reclusas de la Unidad N° 8 de Los Hornos y N° 51 de Magdalena.

¿Cómo viven la experiencia? Tanto los internos como ustedes que la llevan a cabo

—La verdad que está bárbara en el sentido de que tratamos de generar un ambiente laboral lo más similar posible a lo que es la calle. Y no solo vamos a trabajar, sino que compartimos experiencias. Charlamos, nos cuentan de sus vidas, nosotros les contamos de las nuestras. Está bueno que se desconecten un poco, que se familiaricen con el oficio. Ellos están súper contentos y nosotros, también. Es mutua la cosa.

Para obtener los insumos de sus productos, JUAGA creó lazos con empresas, teatros, cines, fábricas y entidades gubernamentales, que donan todo tipo de material reciclable: “A medida que el emprendimiento se va haciendo conocido, directamente nos empiezan a contactar para ofrecernos lo que tienen y ya no hace falta que tengamos que preguntar”.

Además de Caamaño, al proyecto lo integran el contador Francisco Rubio y la diseñadora de indumentaria Ana Laura Trelles. En el caso de Ana, ella cuenta que, si bien no dudó en sumarse a la propuesta, al principio la dominaban ciertos prejuicios: “No conocía lo que era una cárcel. Empecé a trabajar con las internas con un montón de tabúes, pero enseguida me di cuenta de que había muy buena onda de parte de ellas”. En cuanto al diseño, Trelles destaca el carácter innovador de los materiales: “No funcionan como cualquier textil. El caucho tiene su forma, los banners tienen una costura especial. En ese sentido, es todo un desafío”.

El 5 de octubre, en la República de los Niños, tendrán la posibilidad de mostrar sus producciones al público, como parte del Festival Capital.  Allí compartirán stand con INCA, otro emprendimiento de ropa y accesorios. “La idea es que la gente tenga un pantallazo de lo que propone cada marca. Estamos muy entusiasmados”, admite Leandro.

Mientras tanto, los reconocimientos para JUAGA siguen llegando. Fue destacado por los Premios Latinoamérica Verde como uno de los mejores proyectos sustentables de la región; ganó –en la categoría diseño- el concurso para emprendedores sustentables PROESUS 2019, de la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Presidencia de la Nación; es finalista del programa “De la Idea al Proyecto”, de la Fundación Banco Itaú, y fue seleccionado por empresas extranjeras para recibir becas de estudio.

Comentarios

- Advertisement -