La Escuela Primaria 23-Secundaria 81 vuelve a expresarse en la calle

A casi dos años de haberse incendiado, las obras de reconstrucción todavía no están finalizadas. Para peor, el lugar donde hoy están dando clases tiene sus instalaciones colapsadas. Cansados de la falta de respuestas, hoy se movilizan a la Dirección Provincial de Infraestructura

El edificio donde funcionaba la Escuela Primaria Nº23 y la Secundaria Nº81 se incendió en octubre de 2017. A partir de ahí comenzó una importante pelea de toda la comunidad educativa para que las autoridades provinciales y municipales gestionaran rápidamente la reconstrucción del establecimiento. Sin embargo, todavía el edificio no está terminado y el lugar a donde hoy están dando clases tiene sus instalaciones colapsadas.

“Estamos indignadxs no sólo por los parches que nos tiene acostumbrados la DGCyE -enviándonos al Camping del Sagrado Corazon en 13 y 610, en el cual no contamos con espacio para el desempeño escolar diario-; nos encontramos con aulas durlock sin terminaciones donde se escuchan todas las clases a la vez, sin espacio para preceptoría y dirección que funcionan en los pasillos del bufete con aulas superpobladas en container en el patio del camping. Sino también porque nos quieren entregar la escuela sin terminar”, señalaron a través de un comunicado de prensa.

En ese marco, recordaron que el Camping donde hoy dan clases “hace tiempo mostró sus limitaciones estructurales. En Abril colapsaron los desagües cloacales de sus instalaciones donde actualmente desempeñamos nuestras actividades. Parte de estos residuos se encontraron en la cocina poniendo en riesgo la salud de lxs docentes, auxiliares y estudiantes que transitamos día a día el lugar. Esta situación se reiteró en más de una oportunidad. Además, la semana pasada tuvo que acudir el Consejo Escolar a desratizar, ya que se encontraron roedores en el edificio”.

Los desagües colapsados del Camping del Sagrado Corazón

Además, señalaron: “no queremos dejar de manifestar que el pasado 8 de agosto del 2019 concluyeron los plazos para terminar la obra. Frente a esta situación las autoridades solicitaron un nuevo plazo donde se comprometían a realizar las últimas terminaciones que son necesarias para que tengamos el edificio en condiciones óptimas”.

“Sin embargo, no cumplieron. Por ejemplo aun no terminaron de colocar los artefactos necesarios para calefaccionar el edificio al igual que los ventiladores para atenuar las temperaturas altas que se aproximan. Lo más grave, es que aún no terminaron de construir la rampa de acceso para la primaria, excluyendo a estudiantes que necesitarían de dicho acceso para poder ingresar a la escuela”, remarcaron.

A su vez advirtieron que “si bien las condiciones en 13 y 610 son sumamente precarias para poder enseñar y aprender, no significa que nos entreguen nuestra escuela en 7 y 601 bajo cualquier condición”.

Ante esta situación, la comunidad educativa de ambos colegios se movilizará este mediodía a la Dirección Provincial de Infraestructura, en 63 entre 3 y 4, para exigir la inmediata entrega del establecimiento de 7 y 601 “en óptimas condiciones” y el “cumplimiento de los compromisos presupuestarios de la obra por parte de la Dirección General de Cultura y Educación”.

Comentarios