Actrices Argentinas abrazó a Anahí para frenar la violencia de género

En una conferencia de prensa contundente, la Colectiva -junto a sesenta organizaciones- acompañó la denuncia de Anahí de la Fuente, quien sufrió acoso y maltrato dentro del Centro Cultural San Martín por un directivo y fue despedida

Por Paulina Tarantino

Ayer a la tarde, en el hall del Hotel Bauen, las actrices Argentinas y más de 60 colectivas, alzaron la voz una vez más y realizaron el acompañamiento público a la denuncia penal hecha por Anahí de La Fuente a un directivo del Centro Cultural San Martín de la Ciudad de Buenos Aires: “Estamos juntes, no no nos callamos más”, dijeron.

La joven trabajadora de 28 años sufrió el maltrato físico y el acoso por parte de su jefe mientras desempeñaba funciones en el área de comunicación de la institución cultural, lo que le costó meses de infierno emocional y el despido. Pero por suerte, Anahí y otra de sus compañeras que se animaron a denunciarlo, recibieron la contención de estas agrupaciones de mujeres y disidencias para poder hacer frente a la situación.

“Nos unimos en este día para visibilizar de forma masiva una realidad extendida en todos los ámbitos académicos y laborales: la violencia de género y el acoso sistemático, ejercido desde el abuso de poder”, comenzaron enunciando en la conferencia de prensa. “Acompañamos en este acto la denuncia penal de Anahí de la Fuente, quien sufrió acoso y maltrato dentro del Centro Cultural San Martín por un directivo que, a su vez, es responsable de una cátedra dentro de la UNA, Universidad Nacional de las Artes”.

Anahí pudo ponerle rostro a la situación pero no así su compañera que decidió no exponerse después de haber sufrido tal agresión física a manos de este hombre, que la dejó con cuello ortopédico. Sí fueron juntas a la justicia penal y gracias a ello, la causa fue elevada a juicio oral y hoy están a la espera del sorteo del juzgado y fecha. Sin embargo, las chicas lo dijeron en su declaración: no son las únicas que sufrieron violencia en el Centro Cultural. Hay más mujeres que aún no se animaron. Por eso, el comunicado leído ayer expresa lo siguiente: “Repudiamos por completo el hecho de que un sujeto que ejerce este tipo de violencias, ocupe cargos jerárquicos en espacios que reúnen la cultura, la educación y el Estado. Y estamos aquí para decir basta”.

Las Actrices y otras agrupaciones como ABOFEM (Asociación de Abogadas Feministas), RAF (Red de Abogadas Feministas), Colectiva de Autoras, MUCABA (Musiques Unides en CABA), MUTO (Musiques Transfeministas del Oeste), Fieras, Mujeres Audiovisuales (MUA), Estudiantes de Artes Multimediales de la UNA y Bailarinas Por La Legalización, hicieron hincapié en la necesidad de repudiar este tipo de situaciones en un ámbito laboral sumamente precarizado como es el de la cultura: “Contra todo esto, exigimos un criterio de selección de personas formadas con perspectiva de género para todos aquellos roles de poder y decisión dentro de todos los espacios dependientes del Estado. Para esto, es fundamental la adhesión y aplicación de la Ley Micaela”.

“El sistema debe reinventarse de raíz para garantizar un clima laboral justo y saludable. El trabajo debe dignificar, no humillar”, finalizaron. 

La vida de las chicas cambió por completo desde que pasaron por el Centro Cultural y sin duda uno de los efectos más degradantes es lo que sienten por haber sido despedidas de sus puestos de trabajo, por lo que el comunicado también exigía “su inmediata reincorporación”.

En este marco contextual de precarización, la conferencia fue dedicada a la memoria de Cinthia Choque, la agente de tránsito de la Ciudad de Buenos Aires, madre de dos hijos, quien fuera atropellada en pleno cumplimiento de su trabajo –un trabajo que no le proporcionaba ART, ni obra social y sí un sueldo por abajo de la canasta básica- por un conductor que se dió a la fuga. 

Comentarios