ANSES: siguen las medidas por el conflicto con las asignaciones familiares

Foto: Télam

Trabajadores del organismo afirman que todavía hay miles de beneficiarios que no tienen el dinero depositado, a raíz de los problemas generados por el cambio de sistema. El personal decidió sólo atender a las personas que tienen turno, hasta tanto haya explicaciones por parte de las autoridades

Desde hace casi un mes se vive un conflicto en todas las delegaciones de la ANSES producto del cambio del sistema a través del cual se pagan las asignaciones familiares que dejó a millones de beneficiarios sin cobrar y generó escenas de desesperación y violencia en varias oficinas, de las que fueron víctimas los trabajadores.

Por esta razón los gremios comenzaron a tomar medidas de fuerza, dado que quienes debían dar explicaciones y respuestas a las personas que no recibieron sus pagos eran las autoridades del organismo, pero quienes terminaban exponiéndose eran los empleados y empleadas del mismo.

El nuevo sistema, llamado CUNA (Cobertura Universal de Niñez y Adolescencia) se comenzó a aplicar el mes pasado, producto de la Resolución 203/2019 del firmada por el Director Ejecutivo de ANSES, Emilio Basavilvaso. Esta plataforma de liquidación unifica el pago de Asignaciones Familiares a Trabajadores (antes en el Sistema Único de Asignaciones Familiares SUAF), a desocupados (que se les pagaba por el Sistema de Asignación Universal), a Jubilados, con hijos menores de edad o discapacitados, a quienes perciben Pensiones No Contributivas por Inválidez y beneficiarios de la Prestación de Desempleo.

“Ante la implementación de este nuevo sistema, vemos que hay un millón y medio de beneficiarios en todo el país que no han sido incorporados. Es un universo de casos de una sensibilidad social bastante alta. Son jubilados que tienen hijos discapacitados, a los cuales no se les está liquidando las asignaciones familiares, trabajadores en relación de dependencia, madres con hijos chicos, madres embarazadas, entre otros”, explicó a Pulso Noticias Felipe Lombardini, trabajador de la delegación de ANSES de 9 entre 58 y 59, y delegado gremial del Secasfpi, uno de los gremios del organismo.

“Nosotros responsabilizamos a las autoridades del organismo, y a esta gestión, por la falta de pago, pero por sobre todas las cosas por no estar dando una respuesta sobre qué fue lo que pasó con este dinero, que es un derecho de la gente, y por no estar brindando un comunicado oficial por parte de las autoridades”, afirmó.

Según indicó, el problema todavía no fue solucionado. “Estamos a la espera. Ya nos dieron cuatro fechas en las cuáles iba a estar el dinero depositado, y ya pasaron todas y la plata no estuvo. No hubo explicación. La gente sigue sin tener el dinero depositado y nosotros como trabajadores no podemos dar respuesta”, remarcó.

“Se habían sufrido hechos de violencia, no en esta oficina pero sí en otras. Han golpeado trabajadores, han destrozado el mobiliario de oficinas. Es una situación bastante compleja teniendo en cuenta que la gente está atravesando un mal momento económico, y es dinero con el que estas personas cuentan, porque es un derecho”, explicó y agregó: “Ante esta situación, y viéndonos desamparados por el organismo, es que hemos decidido tomar una medida de fuerza explicándole a la gente cuál es nuestro reclamo, pero esperando que las autoridades nos den una respuesta”.

Lombardini señaló que las autoridades de ANSES se limitaron a decir que fue un error del sistema, pero sin embargo el dinero aún no aparece, y los beneficiarios no saben si van a cobrarlo. “No hay un comunicado oficial ni para los trabajadores ni para los beneficiarios”, aseguró.

Ante esta situación, los empleados del organismo a nivel local, han restringido la atención al público como medida de fuerza. Sólo atienden a quienes tienen su turno asignado, pero no a quienes acuden de manera espontánea, explicando a estos últimos las razones por las cuales se vieron en la necesidad de protestar.

Comentarios