150 migrantes entraron a España saltando la valla fronteriza desde África

Más de 150 inmigrantes subsaharianos lograron ingresar este viernes a España saltando la valla fronteriza que separa la ciudad española de Ceuta de Marruecos, en el norte de África, en el primer intento de este tipo en un año.

El salto a la peligrosa valla fronteriza con alambres de cuchillas se produjo a primera hora de la mañana, en la zona del espigón marítimo fronterizo de Benzú, en uno de los extremos del perímetro de 8,2 kilómetros de longitud.

Entre 150 y 200 inmigrantes, según las diferentes fuentes, consiguieron superar el doble vallado y llegaron corriendo hasta el CETI (Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes) de El Jaral, en Ceuta.

En cambio, siete jóvenes que se quedaron enredados en las cuchillas de la valla fueron devueltos a Marruecos por los agentes fronterizos españoles, informó el diario local El Faro de Ceuta.

Los inmigrantes que lograron superar la frontera sufrieron lesiones leves, principalmente cortes, al igual que cinco guardias españoles que intentaron contener el salto, según la Delegación del gobierno español, que cifró en 153 el total de ingresos.

La mayoría de los inmigrantes proceden de Guinea Conakry, de acuerdo con esta misma fuente oficial. En esa valla fronteriza de Ceuta no se registraba un intento de entrada irregular tan numeroso desde el 22 de agosto de 2018, cuando 116 personas lograron acceder a la ciudad española.

Más cerca en el tiempo, el 12 de mayo de este año, se produjo otro salto grupal de estas características en la valla de Melilla, la otra ciudad española fronteriza con Marruecos en el norte de África, por donde ingresaron 50 inmigrantes subsaharianos, aunque otros tantos fueron expulsados.

El gobierno español del socialista Pedro Sánchez confirmó hace unos días que las peligrosas cuchillas de los alambres que coronan las vallas de Ceuta y Melilla empezarán a retirarse antes de que acabe el año. Esta había sido una promesa del ministro del Interior español, el juez Fernando Grande Marlaska, cuando llegó al cargo hace un año.

“El objetivo es garantizar la seguridad de las fronteras con medios menos cruentos”, sostuvo Marlaska sobre la retirada de las cuchillas instaladas en 2005 por el ex presidente socialista José Luis Rodriguez Zapatero en medio de un incremento de las entradas irregulares a través del perímetro fronterizo entre España y Marruecos.

Comentarios