“Sinceramente tengo esperanzas de cambiar todo esto feo que está pasando”

Con una Facultad de Periodismo colmada, Cristina Fernández de Kirchner presentó su libro en La Plata, habló de las actitudes del presidente Macri luego de las PASO y se mostró muy emocionada cuando habló de su hija

Desde las cuatro de la tarde que la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP -ubicada en diagonal 113 y 63- estaba repleta de gente que se agrupaba en las afueras del edificio Néstor kirchner esperando la palabra de la actual senadora y candidata a vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández.

En un recinto puertas adentro se encontraba Cristina junto al periodista y escritor Marcelo Figueiras construyendo un diálogo que los llevaba por los intersticios de las páginas de Sinceramente, el libro que presentó el 23 de abril y ya lleva vendidos más de 250 mil ejemplares.

Al comienzo, Cristina se emocionó al hablar de La Plata, la ciudad en la que nació y en la que, le  pasaron “las mejores y las peores cosas”, “por eso me cuesta venir”, dijo. En seguida se refirió a la situación actual y la reacción del Presidente Macri tras avisorar un triunfo del Frente de Todos tras los resultados de las PASO. “En 2008 se había caído la economía del mundo y no se nos ocurrió decir lo votaste a fulanito ahora vas a ver, te voy a subir el dólar, te voy a hacer tal cosa, eso no se hace”, expresó y sentenció:  “Es más allá de ser un buen dirigente o mal presidente, es de mal ser humano”. 

En relación a los medios de comunicación aprovechó el marco in situ para explicar a las futuras generaciones de periodistas su opinión sobre la ideología en el periodismo: “Si no hubiera habido periodismo de guerra (…) y no lo digo yo, es un término que utilizó Julio Blanck (…) ese ataque generó en nosotros un enojo, una crispación y cuando repondés quizá no lo hacés de los mejores modos y generás ese enojo, y lo hacés porque estás en constante defensa”. Y concluyó: “Pero bueno, si tuviera que elegir que fueran como fueron con nosotros o como fueron con ellos; elijo como fueron con nosotros,  porque nos obligaron a ser mejores”.

Las primeras filas donde se encontraban personalidades de la cultura y de los Derechos Humanos como Estela de Carlotto y otras Abuelas de Plaza de Mayo y el ex entrenador de la Selección Argentina, Alejandro Sabella- aplaudían como todos en el lugar. Y cuando Figuerias interpeló a Cristina sobre las motivaciones personales que la llevaron a escribir su libro, se emocionó notablemente. “El dolor humaniza… enseña. Lo de Néstor fue un golpe muy fuerte; antes de que pasara yo no tenía tanta cercanía con la gente y después de lo de él empecé a tomar fuerza de la gente que me se me acercaba, me regalaba un rosario. Y lo de Flor fue muy fuerte. Es muy fuerte. Ya no está él, que era su padre, y yo me siento responsable”. Después de eso, no pudo seguir hablando, se puso a firmar libros mientras afuera se escuchaba el aliento de la multitud.

Cerca de las 6:30 de la tarde quienes habían ido a dar su apoyo a la ex presidenta también se hicieron presentes en el escenario (Axel Kicillof y Verónica Magario, la candidata a intendenta Florencia Saintout y su principal oponente en las elecciones primarias, Victoria Tolosa Paz) donde miles de personas todavía persistían para escuchar a las figuras emblema del Frente de Todos. 

Así, fue el candidato a gobernador Axel Kiciloff el que saludó a todos los platenses y dio un mensaje certero y fuerte: “Tengamos en cuenta que hay argentinos que la están pasando mal. Nos querían vender que esto se podía arreglar pisando la cabeza del de al lado, les vamos responder como hicimos en campaña, con solidaridad, uno al lado del otro”.

Comentarios

- Advertisement -