¿Cómo evitar las compras impulsivas cuando vas al super?

En la actualidad, las técnicas de marketing utilizadas por los supermercados han avanzado de tal manera, que resulta casi imposible resistirse a comprar determinados productos. No obstante, los precios no dejan de aumentar y, en este contexto, darse ciertos lujos puede ser un verdadero problema. De acuerdo con esto, hemos elaborado un listado con algunos tips muy útiles a la hora de hacer las compras, que serán de gran ayuda para evitar las tentaciones en el super:

Planificar las compras

Antes de ir al supermercado, es recomendable realizar una lista con los productos que necesitamos para no comprar ningún elemento de más; esta es una forma muy eficaz de prevenir las compras impulsivas. Además, es preciso tener en cuenta que al no tener que deambular por el súper, también podemos omitir la tentación que provocan ciertos artículos llamativos. Otra estrategia muy útil para quien planifica sus compras es hacerlo a través de Internet; esta modalidad no sólo ahorra tiempo sino que permite comparar los precios de varios establecimientos. Por ejemplo, supermercados como Carrefour tienen servicio de delivery mediante PedidosYa.

Realizar un presupuesto mensual

Si bien el precio de los alimentos y los productos de limpieza suele variar de un mes a otro, lo cierto es que siempre es posible hacer un cálculo aproximado de lo que se gastará mensualmente. Lo ideal es tener en cuenta este presupuesto y no dejarse tentar por las publicidades de productos innecesariamente caros.

No salir a comprar con hambre

Este consejo es uno de los más efectivos al momento de ahorrar en las compras de supermercado. Debemos saber que el hambre tiene la capacidad de anular nuestro raciocinio, por lo que puede hacer que terminemos comprando cosas que no teníamos previstas. Para que esto no ocurra, es mejor salir a comprar con el estómago lleno.

Analizar la distribución del súper

Como ya hemos mencionado anteriormente, las técnicas de marketing han evolucionado mucho y, de acuerdo con ellas, nada ha quedado distribuido al azar en el interior de los supermercados. Es muy importante tener esto en cuenta, dado que el diseño de estas tiendas está hecho para que compremos la mayor cantidad de productos posible.

Usar una canasta en vez de un carrito

Finalmente, sugerimos elegir una canasta para cargar los artículos que vamos seleccionando, para evitar el impulso de llevar cosas de más. Si, por el contrario, utilizamos un carrito, tendremos la sensación de que estamos comprando muy pocos productos, dado que será mucho más difícil de llenar.

El gasto del supermercado es uno de los más importantes dentro de un hogar; por eso, afrontarlo de manera consciente y planificada, es la mejor forma de llegar a fin de mes sin problemas.

Comentarios

- Advertisement -