A tres meses de la masacre de Monte: esperan nuevos imputados

Foto Nicolás Braicovich (Pulso Noticias)

Peritos de la Policía bonaerense podrían quedar implicados en la investigación tras la declaración de una testigo que habla de que “limpiaron la escena” luego de la muerte de los cuatro adolescentes en la madrugada del 21 de mayo

Hoy se cumplen tres meses de la masacre de San Miguel del Monte, y mientras familiares y amigos luchan para que la causa no quede en el olvido, se conoció recientemente que podría haber nuevos imputados. En esta oportunidad, se trata de efectivos vinculados al levantamiento de los cuerpos y a la primera pericia del vehículo baleado. Mientras, se espera por las pericias finales toxicológicas, balísticas y de los teléfonos celulares.

Fuentes cercanas a la causa señalaron a la agencia DIB que el expediente de la masacre en la que murieron cuatro jóvenes tras ser perseguidos y baleados por la policía se encuentra actualmente en Cámara, pero que en los próximos días “bajará” al Juzgado de Garantías y luego a fiscalía para que la investigación continúe.

En este marco, apuntaron que podría haber “más responsables” por el hecho y advirtieron que “todavía no están imputados” quienes hicieron la primera pesquisa del vehículo en el que circulaban las víctimas y afirmaron que “no estaba baleado”, refiriéndose a los peritos de la Policía bonaerense.

Según agregaron, otro punto que podría llevar a nuevos implicados está vinculado al traslado de los cuerpos tras el hecho y podría alcanzar al jefe de bomberos y a médicos. Esto surge a partir de la declaración de la policía Melina Bianco, quien señaló que el subcomisario Franco Micucci ordenó que se levantaran los restos de los fallecidos del lugar de los hechos. “Se limpió la escena”, indicaron las fuentes consultadas.

En tanto, la investigación también podría llegar comisario al comisario Mario Mistretta, quien actualmente se encuentra en libertad. “Estuvo en la mañana en que se hizo todo el encubrimiento y en que se falsearon actas”, señalaron desde la defensa de los familiares de las víctimas.

El hecho ocurrió en la madrugada del 21 de mayo pasado, cuando Camila López (13), Danilo Sansone (13), Gonzalo Domínguez y Rocío Quagliariello (13) viajaban en un auto Fiat 147 conducido por Carlos Aníbal Suárez (22).

Un grupo de policías comenzó a perseguirlos hasta que, al llegar a la ruta 3, el vehículo impactó contra el acoplado de un camión estacionado, provocando la muerte de cuatro de ellos y heridas graves en Quagliariello.

Las autopsias revelaron que si bien cuatro de los cinco jóvenes murieron a raíz de las lesiones producidas por el impacto, uno de los fallecidos también presentaba una herida de bala en un glúteo.

Comentarios