Cuerpos artísticos se movilizaron para salvar al Teatro Argentino

Fotos: Nicolás Braicovich (Pulso Noticias)

Denuncian que “el segundo coliseo más importante del país pasa por su peor momento”. Marcharon hacia el Ministerio de Gestión cultural, pero nadie los atendió. Seguirán en estado de alerta y movilización

No están pudiendo ensayar ni trabajar. Los problemas edilicios abundan y ya son de larga data, mientras las respuestas no aparecen. En ese marco los trabajadores y las trabajadoras del Teatro Argentino tuvieron ayer una asamblea, y decidieron movilizarse hoy al Ministerio de Gestión Cultural para exigir una reunión con el titular de la cartera, Alejandro “Conejo” Gómez, en la cual pretendían obtener soluciones concretas.

Partieron desde el teatro, ubicado en 53 entre 9 y 10, para llegar hacia la sede del Ministerio, ubicada en 5 y 47, en horas del mediodía, pero nadie los atendió. “Ya es costumbre” dijeron integrantes de los cuerpos artísticos a este medio. Sin embargo, afirmaron que no se darán por vencidos, y mantendrán el estado de alerta y movilización hasta obtener las respuestas que se merecen.

“El Teatro Argentino de La Plata, segundo coliseo más importante del país y primero de la Provincia de Buenos Aires, hoy pasa su peor momento”, señalaron en un comunicado surgido de la asamblea, en el que explican que “desde el año 2017 se encuentra en una millonaria remodelación, que se solventa con los aportes de todos los bonaerenses, en la cual se le ha dado prioridad a la fachada, a lo estético, y se han dejado postergados los arreglos necesarios para el bienestar del público que concurre a las presentaciones y para el buen funcionamiento de la actividad diaria de casi mil trabajadores”.

“Desde 2016 no funciona el sistema de aire acondicionado y renovación de aire, y desde 2017 los trabajadores nos encontramos trabajando con frío durante el invierno debido a la ruptura del sistema de calefacción. Ambos arreglos presupuestados y licitados no han sido ejecutados luego de casi tres años, como tampoco se ha administrado presupuesto o materiales para el mantenimiento de dichos sistemas. Los cuerpos artísticos y técnicos ubicados en los subsuelos del teatro son los más perjudicados por esta situación, debiendo cancelar las actividades a causa de desmayos por el calor y la falta de aire en verano, y de enfermedades por el extremo frío en invierno, además de trabajar en espacios inundados. Por otro lado, los baños se encuentran en pésimas condiciones, clausurados, sin suministro de agua y con falta de mantenimiento y limpieza”, remarcaron.

Además, indicaron que “de los trabajos que figuran como finalizados, podemos decir que la impermeabilización de las veredas se realizó sin éxito ya que sigue habiendo filtraciones de agua que afectan al personal y al patrimonio del teatro generando riesgo de electrocución e inundaciones”.

“Tampoco contamos con una programación anual debido a la situación que nos aqueja. Hasta tanto la sala Ginastera y el escenario sean refaccionados y habilitados, nos encontramos sin una sala apta para realizar grandes producciones de ópera y ballet que son las que históricamente involucran y generan trabajo para todas las áreas. Hasta el día de hoy, la actual gestión no ha sido capaz de encontrar espacios donde pudiéramos realizarlas, dejándonos sin programación”, afirmaron.

La movilización no será la última y señalaron que necesitan “respuestas concretas” de Gómez. Por sobre todas las cosas, piden “la reapertura de la Sala Ginastera con una programación de producción propia” y que “se respete nuestro Teatro como el Teatro de toda la comunidad”.

Comentarios