“Estas devaluaciones tienen impactos concretos en la pérdida del poder adquisitivo”

Así lo afirmó la economista Candelaria Botto a Pulso Noticias. Analizamos cómo impacta la corrida cambiaria en la economía cotidiana, y el alza del dólar durante tres días seguidos 

El lunes post elecciones Primarias Abiertas Simultaneas y Obligatorias (PASO) donde las urnas expresaron un rechazo contundente al gobierno actual, la economía argentina se desplomó de manera contundente. El dólar aumento un 23% en pocas horas lo que implica directamente un incremento inflacionario altísimo.

Pulso Noticias dialogó con la economista feminista Candelaria Botto, quien aseguró que estos días hubo mucha incertidumbre generalizada. Por ejemplo, hubo comercios  “que hoy no abrieron por reacomodo de precios, en estos shocks inflacionarios sucede que nadie quiere salir perdiendo y hay un reacomodo de precios muy altos, donde van a tirar a aumentar muchísimo y la variable de ajuste va a ser nuestro salario”.

“Vamos a ver que vamos a comprar menos cosas que antes”, señaló. Y agregó que ayer “los molinos no entregaban harina porque no tenían un precio de referencia, entonces de nuevo va a haber un aumento con todo lo que tiene que ver con el sector de alimentos. Tenemos las tarifas dolarizadas y también se pueden esperar las tarifas más altas”. 

Pasaron 46 horas del escrutinio, y el gobierno envió un mensaje de “ataque”, en un principio, a la oposición polarizando con el kichnerismo; y luego, expresó un discurso de lamento con medidas paliativas a la crisis. También hubo un intento de acuerdo con el candidato a presidente Alberto Fernández donde intentaron acordar la gobernabilidad hasta las elecciones generales de octubre, principalmente, para luego entregar el mando en diciembre con una baja conflictividad social.

Sin embargo, el incremento del dólar y el alza en el riesgo país afecta directamente al bolsillo de cualquier trabajador, que tiene sus salarios muy por debajo de la inflación.

En ese sentido, para la economista y docente de la UBA integrante de Economía Feminista los argentinos se despidieron de “la desalerización de la inflación que veníamos teniendo desde abril. Porque los especialistas ya ubican la inflación de 2019 en el 50%, ya más alta que la del 2018 que ya de por sí era la más alta en 27 años. Asique un panorama muy feo y de mucho ajuste, y la variable de ajuste va a ser nuestro salario una vez más”. 

Asimismo, la economista Botto señaló que “lo central es tratar de poner paños fríos en el mercado para evitar que siga esta corrida cambiaria, este mensaje de Macri hablando con Alberto Fernández va en ese sentido”.

En cuanto a los incrementos “salariales” propuestos por el presidente de la Nación, Mauricio Macri, los consideró como bonos con tintes muy electoral porque la mayoría de las medidas tiene un plazo muy acotado.

Para ella son “medidas paliativas que no cambian estructuralmente la realidad de nadie y menos entendiendo que es un capitulo más de la crisis que ya se viene desenvolviendo, que ya pega en salarios que esta devaluado, pega en salarios que perdieron mucho poder adquisitivo el año pasado”. Y apuntó que “esto demuestra la profundización de la crisis que ya veníamos teniendo”. 

La incertidumbre general continúa mientras el oficialismo acuerda con el peronismo para garantizar la gobernabilidad hasta fin de año, y los trabajadores, precarizados y desocupados se manifiestan por una mejora en su calidad de vida. El dólar se incrementa, los precios aumentan y la conflictividad social también, ¿volveremos a un 2001?

Comentarios