Jaque al cura abusador Lorenzo: la jueza Garmendia debe definir su detención

Foto La Izquierda Diario | Pulso Noticias

Además, la fiscal Ana Medina abrió una nueva causa por “amenazas” a víctimas y testigos contra el sacerdote, que sigue siendo apoyado y encubierto por el arzobispo de La Plata Víctor Fernández

Por Daniel Satur y Estefanía Velo*

La Fiscal de La Plata Ana Medina dio curso este martes al pedido de detención del ex Capellán General del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) y solicitó al Juzgado de Garantías N°5, a cargo de la jueza Marcela Garmendia, que se pronuncie sobre dicho pedido.

El cura Eduardo Lorenzo está imputado y al borde del procesamiento acusado de “abusos sexuales agravados” y “corrupción de menores”, luego de que tres denunciantes lo señalaran en sede judicial como autor de diversos delitos, en diferentes épocas y en lugares distintos.

Tras la maniobra realizada durante la feria judicial por parte de la misma Medina para favorecer al cura (y de la que dio cuenta este medio), este martes la funcionaria dio una muestra contraria a todo lo que hizo con anterioridad en el caso. Ahora será la jueza Garmendia quien deberá resolver ese pedido de detención, fundamentalmente en resguardo de las víctimas y de nuevos testigos.

Amenazas

Además, la titular de la UFI 1 abrió una nueva causa de oficio (es decir por su propia cuenta) contra el párroco de Gonnet por el delito de “amenazas”, algo que ya venía siendo denunciado públicamente por la querella y varios testigos del caso. La causa ahora espera que sortee el juzgado que quedará a cargo de la investigación.

Vale recordar que Medina es la misma funcionaria judicial que en 2008, sin investigar el caso, sin realizar pericias básicas y sin siquiera indagar al cura denunciado, decidió archivar la causa pocos meses después de abierta y decretar la “falta de mérito” del sacerdote. Causa que recién se vio obligada a reabrir en marzo de este año, luego de que algunas de las víctimas decidieran comenzar a hablar públicamente.

Para Juan Pablo Gallego, abogado de la querella contra Lorenzo, la fiscal Medina abrió una nueva causa contra el cura “ante las evidencias aportadas por los denunciantes respecto a las amenazas a todas luces evidentes vertidas por Lorenzo y su abogado (Alfredo) Gascón desde los medios de prensa y a través de llamados intimidatorios para condicionar a víctimas y testigos”.

¿Serán los últimos días del cura al frente de la Iglesia Inmaculada Madre de Dios y de la “asistencia espiritual” del alumnado del colegio Concilio Vaticano II de Gonnet?

Esta es una muy buena noticia para las y los denunciantes, sus familias y quienes se solidarizan con su causa, a la vez que puede significar un impulso para que nuevas víctimas de Lorenzo puedan expresar lo sufrido sin ningún tipo de condicionamiento.

De forma inversamente proporcional, estas novedades no cayeron nada bien en el Arzobispado de La Plata. Fuentes consultadas por este medio aseguran que el arzobispo Víctor Fernández se vio ingratamente sorprendido por la actitud de la fiscal Medina, ya que la considera una aliada en su estrategia de encubrimiento.

El abogado Gallego consideró las novedades de este martes como una “doble buena noticia”. Porque, por un lado, “la fiscal finalmente hizo lugar al pedido de detención realizado por el particular damnificado y ahora Garmendia debe decidir si Lorenzo va preso o no”. Y porque, por el otro, “hay una nueva denuncia, girada de oficio por la fiscal, para que se investigue a Lorenzo por amenazas”.

Frente a las contundentes denuncias contra Lorenzo y ante una nueva causa que se le abre por “amenazas” contra víctimas y testigos, no quedaría mucho margen para que el cura continúe sin una prisión preventiva que logre, al menos, restringir las posibilidades de que él y su entorno sigan entorpeciendo y hasta frenando la investigación.

La juez Garmendia lo sabe. Y aunque su especialidad no es precisamente “hacer justicia”, este caso puede terminar quemándole en las manos si no actúa de acuerdo a lo que las pruebas y los testimonios obrantes en el expediente indican. Ahora todo depende de ella.

*Una producción de La Izquierda Diario y Pulso Noticias

Ver más:

Además de abusar de menores, al capellán Lorenzo lo acusan de encubrir otros casos

“Quisimos saber si el cura Lorenzo es un abusador y terminamos con la casa allanada”

Pintaron un mural contra el cura Lorenzo, denunciado por abuso sexual infantil

Piden detener al cura Lorenzo “para que no siga presionando durante la investigación”

Tras las denuncias de abuso, el cura Lorenzo renunció como capellán general penitenciario

Comentarios