La curiosa estrategia de Garro para intentar ganar en octubre

Foto: María Paula Ávila (Pulso Noticias)

El Intendente buscará seguir “municipalizando” la elección y correr del eje la situación económica general. Pero el centro de su discurso apuntará a demonizar a su principal competidora: “Imagínense a esta ciudad gobernada por una candidata que trajo a Chávez y a Maduro a nuestra ciudad”, remarcó hoy tras la reunión de gabinete ampliada que realizó en la República de los Niños

Por David Barresi

La frase es trillada pero siempre sirve: en política no siempre dos más dos da cuatro. La ventaja de diez puntos que el Frente de Todos le sacó al Jefe Comunal Julio Garro en las elecciones para la Intendencia platense -sumando los números obtenidos por las cinco precandidaturas que compitieron en la interna– no necesariamente significan un triunfo anticipado. Lo que sí indican es que se puede prever un escenario, al menos, reñido.

Florencia Saintout tomó nota de esto, y por eso ayer, un día después de efectuados los comicios, no sólo concretó la foto de la unidad, si no que además eligió dirigir su oratoria a la militancia que sostuvo a cada uno de los precandidatos que compitieron con ella. Efectivamente deberá conseguir que el esfuerzo que le pusieron para intentar ganar la interna ahora se lo pongan a que su candidatura triunfe, e intentar así contener a todos los votantes que aunque no se sientieron representados por ella, sí la voten para lograr ponerle fin al ciclo de Cambiemos (ahora Juntos por el Cambio) al frente de la comuna.

Por su parte, Garro también acusó recibo de los resultados, pero su estrategia no parece variar en absoluto. Es más, se profundiza el estilo de confrontación que llevó al oficialismo a perder por una ventaja llamativamente amplia el domingo tanto a nivel nacional como provincial. En ese sentido, la campaña de cara a octubre buscará municipalizar mucho más la elección y al mismo tiempo confrontar con la diputada provincial que encabeza la lista opositora acusándola de querer llevar a la ciudad de las diagonales a convertirse en Venezuela, país que para el oficialismo expresa algo así como todos los males del universo.

¿Platenses versus La Cámpora?

Este mediodía en la República de los Niños, al finalizar una reunión de gabinete ampliada en la cual el Intendente bajó las primeras líneas estratégicas a funcionarios y legisladores de cara a las elecciones generales, hubo una rueda de prensa en la que quedó claro el discurso que se buscará instalar.

“Vamos a tener que discutir si a la ciudad la vamos a dejar en manos de los platenses o la vamos a dejar en manos de La Cámpora. Esto hay que contarlo, hay que saberlo, hay que decirlo”, expresó Garro, y más adelante, en la misma línea agregó: “Imagínense a esta ciudad gobernada por una candidata que trajo nada más y nada menos que a (Hugo) Chávez y a (Nicolás) Maduro a nuestra ciudad ¿qué expectativa puede tener alguien de invertir acá? No podemos regalar todo lo que conseguimos”.

El equipo de Juntos por el Cambio a nivel local no parece analizar que la insólita estrategia de Miguel Angel Pichetto de demonizar a Axel Kicillof tratándolo de agente del comunismo no logró el efecto esperado, si no todo lo contrario. Acá se muestran decididos a avanzar por ese lado, enarbolando un discurso que parece más apuntado a su propio núcleo duro, que a buscar ampliar la base de representación. Incluso, si con ese señalamiento buscan diferenciar a la ganadora de la interna del Frente de Todos del resto de las vertientes del peronismo local, lo cierto es que a nivel provincial esa vía fue un fracaso.

De todas formas, Garro sí tiene claro que deberá al menos intentar hurgar en la base de representación del resto de los precandidatos de esa interna. “Ha sido una interna muy movilizante. Trabajaron muy bien, eran muchos candidatos. Trabajaron un voto cautivo que deberemos ir a conquistar ahora. Hay un voto que cada candidato de los cinco tenía. Fijate que la lista a intendente saca más que a gobernador”, señaló.

En efecto, el Frente de Todos sacó 184.296 (45,25%) votos entre los cinco candidatos y candidatas a la Intendencia, mientras que la boleta de Kicillof-Magario conquistó en la ciudad 179.550 (44,13%) sufragios y la fórmula Fernández-Fernández 170.550 (43,50%). El corte de boleta, Garro lo atribuye a la militancia desplegada por cada uno de los candidatos locales, que intuye que ahora podría disminuir. “Fueron 60 concejales peleando contra 12”, explicó en ese sentido.

Julio Garro durante la reunión de gabinete ampliado en la República de los Niños

Frenar el efecto arrastre

Si durante el camino a las PASO el oficialismo local evitó incluir en su agenda cualquier referencia a la situación económica -suponiendo que se le atribuye más al Gobierno nacional que al comunal- e intentar municipalizar lo más posible la elección, ahora redoblará la apuesta.

“Vamos a invitar a todos los platenses a que nos interpelemos. A que discutamos las cosas que logró nuestra querida ciudad en estos tres años y medio. Tengo la sensación de que fuimos a una elección y no tuvimos la capacidad de evaluar la capital de la Provincia. Me parece que no pudimos discutirlo, quizás porque eran muchos candidatos. Bueno, ahora hay dos principales”, remarcó el Intendente durante la rueda de prensa.

Al ser interrogado sobre si las causas del rechazo tuvieron que ver con la situación económica, Garro ensayó una curiosa respuesta: “Tengo la sensación de que la gente, si tuvo que enojarse se enojó con una boleta, no se enojó con ningún Intendente, con una Gobernadora, o con un presidente. Se enojó con la boleta”.

En ese marco, volvió a hacer hincapié en las obras realizadas: “Hay muchas en ejecución, muchas por comenzar, la bajada de la Autopista en City Bell, el centro comercial, la avenida 32, la avenida 7 en Villa Castells, hay muchas obras que están avanzando ahora y hay que seguir trabajando sin perder el ritmo”.

“Hay muchas cosas que se hicieron pero hay muchas otras que no se hicieron todavía, o no alcanzó el dinero o el tiempo para hacerla. El tema de las cloacas; el agua; el tema de la zona hortícola de la ciudad, no hemos llegado a profundizar ahí un sistema que ayude a los productores a normalizar su situación, que se abran de cara a la Provincia; hay que conectar el puerto, el aeropuerto”, enumeró.

Sin mencionar explícitamente el alto porcentaje de desocupación y pobreza que tiene la ciudad, el Intendente de todas formas indicó que “tal vez con las obras no alcanza”, y fiel al estilo Cambiemos, señaló que “tal vez” debían dar una mayor “ayuda” a quienes no pueden llegar a fin de mes: “La elección nos marcó que es importante la obra, pero hay otras cosas que son importantes, que vimos con anterioridad, que escuchamos, que fuimos a dar una mano, pero quizás hace falta más. Es el trabajo que queda en estos 69 días”.

Comentarios