Trump estableció una nueva norma para limitar la inmigración legal

Los solicitantes de la “Green Card” o tarjeta de residencia permanente podrían ser rechazados en caso de tener bajos ingresos o poca educación. Buscan limitar la asistencia del Estado

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, sigue adelante con su política anti inmigratoria. Este lunes, emitió una norma que apunta a reducir drásticamente la cantidad de inmigrantes legales que buscan ingresar y permanecer en Estados Unidos, al facilitar el rechazo de las solicitudes de tarjetas de residencia permanente (también conocida como tarjeta verde o “Green Card”).  

Si bien desde el Servicio de Inmigración y Ciudadanía argumentaron que solo buscan clarificar las reglas y aportar una guía para los agentes que decidirán quién puede entrar al país y quien no, la nueva disposición establece que podrían ser rechazados aquellos solicitantes que tengan bajos ingresos o poca educación. La razón es muy sencilla: el gobierno cree que estas personas necesitarán ayuda del Estado en el futuro y se convertirán en una “carga pública”.

“Con esta regla, estamos reforzando la idea de autosuficiencia. Es decir, que los inmigrantes se puedan sostener por sí mismos y tener éxito en Estados Unidos”, señalaron desde la Casa Blanca. Sin embargo, en los hechos, es probable que sea más difícil para los inmigrantes de bajos ingresos pedir su entrada legal al país.

Las críticas no tardaron en llegar. Grupos de derechos humanos calificaron el plan de Trump como un esfuerzo por reducir la inmigración legal sin pasar por el Congreso para cambiar la ley. El aspirante demócrata a la presidencia, Beto O’ Rourke, dijo por su parte que el actual mandatario no hace diferencia entre refugiados, inmigrantes legales, indocumentados o solicitantes de asilo: “Si eres extranjero, él cree que no tienes lugar en este país”.

Comentarios