Masiva movilización al Municipio en apoyo a feriantes

Foto: María Paula Ávila (Pulso Noticias)

Alrededor de 800 personas marcharon hoy desde Plaza San Martín hacia la sede comunal para reclamar el cese de la persecución a manteros y vendedores ambulantes. No los recibió ningún funcionario. La semana que viene planificarán nuevas acciones

Ayer se cumplieron dos meses desde que el Municipio decidió impedir que los y las integrantes de la Feria Americana de Plaza San Martín pudieran seguir trabajando en dicho espacio público, instalando un imponente cerco policial alrededor del mismo. Dicho operativo se extendió desde el primer día de las vacaciones de invierno a todo el centro de la ciudad, afectando directamente a todos los vendedores ambulantes que comerciaban en esas calles.

Desde aquel momento se vivieron reiteradas persecuciones, detenciones arbitrarias, secuestros de mercadería, acciones xenófobas y toda una serie de situaciones que fueron denunciadas por organismos de derechos humanos y organizaciones políticas.

El Gobierno de Julio Garro, de todas formas, mantuvo firme su postura e insiste con intentar enviar a los manteros al predio ferial de 80 y 134 en Altos de San Lorenzo, una iniciativa privada donde la comuna dice tener espacios gratuitos para que estos trabajadores puedan desarrollar sus labores. Sin embargo, tanto los feriantes de Plaza San Martín como los vendedores senegaleses, siguen señalando que las condiciones que les exigen para poner un puesto en ese lugar son para ellos inaccesibles.

En ese marco, los manteros y vendedores callejeros vienen padeciendo una situación angustiante, ya que no pueden trabajar y por lo tanto llevar algo de dinero a sus hogares. “No somos delincuentes, no somos ilegales, queremos trabajar”, vociferaban hoy en el comienzo de la movilización que partió desde Plaza San Martín, pasando por la Gobernación, y luego finalizando en la Municipalidad.

Esta vez la concurrencia y el apoyo fue mayor a la protesta de la semana anterior. Organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos confluyeron en solidaridad con los manteros y los acompañaron hasta la sede comunal, donde los esperaba un vallado policial, y donde ningún funcionario los atendió.

“Garro miente”, señaló nuevamente Cheikh Gueye, representante de los senegaleses, y agregó: “No es cierto que en la feria de Altos de San Lorenzo nosotros podemos acceder a los puestos que se comprometieron a darnos”. En ese marco, pidió junto a sus compañeros el cese de los hostigamientos y que les permitan trabajar. “Queremos que nos atiendan para solucionar esto”, remarcó.

De la misma forma se expresó Julián Casella, uno de los manteros de Plaza San Martín, quien además denunció que “desde 2016 que está acéfala la Dirección de Ferias de la Municipalidad”, y afirmó que “los millones de pesos que se gastan en el operativo para cercar la plaza se deberían utilizar en la escuela de teatro que se cae a pedazos, o en el Teatro Argentino donde sus trabajadores están denunciando malas condiciones edilicias”.

Ante la falta de respuestas, los feriantes junto a las organizaciones resolvieron volver a reunirse la semana que viene para orquestar nuevas acciones.

Comentarios