Finalmente, la selección Argentina no jugará en Jerusalén

No habrá amistoso entre la selección argentina e Israel en Jerusalén, tal como estaba previsto para el sábado próximo. La decisión se tomó en las últimas horas por la movilización propia del plantel luego de los reiterados reclamos y pedidos de cancelación del partido por parte de la comunidad palestina. El escenario adverso se aceleró esta mañana, cuando un centenar, entre argentinos y españoles, se reunió frente a la ciudad deportiva Joan Gamper del Barcelona, mientras se entrenaba la selección, para reclamar que el equipo de Sampaoli no dispute el amistoso en Jerusalén. Así, la prioridad de los dirigentes de la AFA será conseguir otro rival para un último amistoso preparatorio, a jugarse en Barcelona este fin de semana. Malta y San Marino asoman como los posibles adversarios.

El grupo que hoy movilizó la inquietud de los jugadores representa la causa palestina. Una de las organizaciones se llama Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS); la otra, Judíos y Palestinos por la Paz. Omar García, un cordobés de 49 años que vive en Barcelona llevó la voz del resto: “Le pedimos a Messi, por todo lo que representa mundialmente, que no vaya a Israel. El partido se jugará en Al Malha, una zona de Jerusalén construida sobre aldeas que fueron arrasadas. La Argentina no debe desconocer lo que allí ha ocurrido”, expresó, mientras alrededor sus compañeros desplegaban pancartas y hacían sonar cornetas. Sin dudas, lo más impactante fueron las dos camisetas simulando haber sido manchadas con sangre que agitaban los manifestantes.

Comentarios