La Federación Empresaria platense salió a apoyar los operativos anti-feriantes

La entidad emitió un comunicado para respaldar la política del Intendente Julio Garro, argumentando que los manteros “no pagan impuestos”. Pero además, advirtieron que estas acciones serán exitosas en tanto sean “sostenidas en el tiempo”. No dijeron ni una palabra sobre la falta de oportunidades laborales

La Federación Empresaria de La Plata emitió un comunicado para respaldar los operativos contra manteros, vendedores ambulantes y feriantes que la Municipalidad está realizando desde el pasado 7 de junio, cuando fue militarizada Plaza San Martín, accionar que se extendió luego a todo el centro de la ciudad al momento de comenzar las vacaciones de invierno.

Incautación de mercadería, demora de personas por parte de la policía de manera arbitraria y escenas de discriminación y xenofobia fueron denunciadas tanto por el sector afectado como por organismos de derechos humanos, generando como respuesta varias movilizaciones para pedir por el “derecho al trabajo”. Nada de esto aparece en el texto difundido por la entidad empresaria, sólo indican que “el éxito” de estas medidas “solo se logrará si son sostenidas en el tiempo”. Es decir, piden más.

La comunicación emitida por la FELP se titula “En defensa del Comercio Legal”, situando a los vendedores ambulantes en el marco de la ilegalidad. En ese sentido, indican que “en el partido de La Plata están vigentes leyes y ordenanzas que regulan la actividad comercial y prohíben expresamente toda forma de comercio irregular”.

“La venta ilegal no paga impuestos. En contraposición, las actividades económicas formales, particularmente el comercio legalmente registrado, tributa de manera regular, posibilitando el sostenimiento de la obra pública, la salud, la seguridad, la educación, es síntesis, el funcionamiento del Estado”, señalaron y agregaron que “la venta ilegal no genera trabajo formal. El comercio legalmente establecido es el principal empleador privado de la ciudad, pagando salarios regidos por paritarias, aportes previsionales, contribuciones sociales, vacaciones, aguinaldos”.

A lo largo del texto no aparecen referencias al alto porcentaje de desocupación y pobreza que tiene la ciudad, ni a la falta de oportunidades laborales, ni tampoco a la precarización laboral que muchos trabajadores sufren en los “comercios legales”, como el ejemplo de la gastronomía en la ciudad. Estos factores, según los propios feriantes han señalado, están íntimamente vinculados a la necesidad que tuvieron muchas personas de establecer un puesto callejero para poder sobrevivir, incluso vendiendo ropa usada como es el caso de la Feria Americana de Plaza San Martín.

De todas formas, desde la FELP señalaron además que “la venta ilegal ocupa irregularmente el espacio público”, remarcando que “el comercio formal, en cambio, para funcionar afronta costos de alquileres, servicios públicos, tasas y contribuciones de diverso orden”.

Por último, también se refieren al predio que habilitó la Municipalidad en 134 y 80 (Altos de San Lorenzo), como “una alternativa superadora”. Sin embargo, los feriantes han señalado en reiteradas oportunidades que no cuentan con los recursos para poder pagar el canon necesario para establecer un puesto en ese lugar, mientras que la promesa de la comuna de que habría espacios gratuitos para feriantes, según denunció el sector que pertenece a la comunidad senegalesa, todavía no se concretó.

Aún así, el comunicado firmado por el presidente de la entidad Gustavo Vetere y el secretario de la misma Marcelo Babenco es claro en su postura, y sin matices señalan que apoyan “decididamente las acciones llevadas adelante por el Estado tanto provincial como municipal, orientadas a normalizar dichas actividades”.

Comentarios