Puerto Rico ante la incertidumbre

Por Lucio Garriga Olmo de L´Ombelico

La isla caribeña de Puerto Rico vive momentos de incertidumbre y definiciones al mismo tiempo. Luego de dos divulgaciones de conversaciones privadas que mantuvo el gobernador, Ricardo Rosselló, con hombres de su gabinete, donde se intercambiaron mensajes homofóbicos, misóginos y violentos en contra de personalidades públicas, el máximo mandatario presentó su renuncia. La misma se hará efectiva el viernes 2 de agosto a las 17 horas, pero corre el riesgo de no satisfacer al movimiento de protesta que provocó la primera salida anticipada de un gobernante en su historia, y de no resolver los problemas de fondo.

La actualidad de Puerto Rico está marcada por una crisis política e institucional donde el oficialismo, enmarcado en el Partido Nuevo Progresista (PNP) de Rosselló, intenta mantener el statu quo, y en la cual debió enfrentar una serie de movilizaciones que concentraron a millones de personas –para algunos, las protestas más grandes de la historia– que exigieron modificarlo, por lo menos, hacia el interior de la isla. Esto se evidenció en las figuras de los principales artistas que participaron de estas protestas: Ricky Martin, Bad Bunny y Luis Fonsi, entre otros. Personajes famosos que exigieron la renuncia del gobernador pero que no criticaron la actualidad social de Puerto Rico, marcada por la pobreza, la desocupación, el ajuste económico y la relación con los Estados Unidos. ¿Debieron hacerlo? No necesariamente. ¿Los problemas de la isla se resolverán? No necesariamente.

Para seguir leyendo esta nota, dirigirse al siguiente enlace

Puerto Rico ante la incertidumbre

Comentarios

- Advertisement -