“Estamos acá por un sólo objetivo: que nos dejen trabajar”

Feriantes de la comunidad senegalesa junto a manteros y manteras de Plaza San Martín se manifestaron hoy en 7 y 50 en repudio a la persecución que están sufriendo. Reiteraron que el predio al que los quiere llevar el Municipio es inaccesible para ellos. La semana que viene volverán a movilizar

La persecución que están sufriendo feriantes, manteros y vendedores ambulantes a raíz del operativo montado por la Municipalidad continúa generando rechazo no sólo por parte de los afectados si no también por diversas organizaciones, organismos de derechos humanos y hasta comerciantes que se han expresado en solidaridad con el sector.

Este mediodía se realizó una significativa protesta en la que confluyeron quienes integran la Feria Americana de Plaza San Martín junto a un numeroso grupo de feriantes de la comunidad senegalesa, apoyados además por la Multisectorial La Plata, Berisso y Ensenada, la Coordinadora Migrante, y un conjunto de organizaciones políticas y sociales.

El mensaje fue claro: “Trabajar no es delito”. Así lo expresaban los carteles que portaban, y en ese sentido se dirigieron las declaraciones que expresaron en una conferencia de prensa que dieron mientras se realizaba el corte de calle. La actividad terminó luego con una movilización que dio la vuelta a la plaza y llegó hasta la puerta de la Gobernación, que rápidamente fue cerrada con cadena y candado cuando se aproximaba la columna.

Cheikh Gueye fue quien tomó la palabra en representación de la comunidad senegalesa, y lo primero que hizo fue desmarcar la movilización de cualquier sector político. “No somos políticos, no apoyamos a nadie, ni a Garro ni al peronismo, ni a quien sea. No estamos en contra de nadie tampoco. Estamos acá por un sólo objetivo: que nos dejen trabajar”, remarcó, y señaló en torno a los videos publicados en los que se los ve cantando la marcha peronista: “fue un engaño que nos hicieron, los chicos no sabían qué estaban cantando”.

Por otro lado, volvió a desmentir que en el predio ferial de 80 y 134 en Altos de San Lorenzo donde los quiere llevar el Municipio se pudieran instalar gratuitamente. “Es mentira lo que dice el Intendente. No es un predio municipal, es un predio privado. Están vendiendo los puestos, no son gratuitos, los más económicos salen $35.000, y otros más caros”, indicó y agregó: “No podemos pagar esa cantidad. Antes de pagar eso lo invertimos en la calle, o en los locales donde podemos abrir todos los días y vender todos los días”.

De hecho, el miércoles por la noche publicaron a través de las redes sociales un comunicado en el que relataban que habían ido a inscribirse en el registro municipal de feriantes, pero allí les dijeron que la Comuna no gestionaba los puestos, que debían hablarlo con los propietarios del predio, quienes justamente les pasaron el tarifario de lo que vale ocupar allí un lugar. Sin embargo, a pesar de la comprobación empírica que realizaron los feriantes senegaleses, desde la Municipalidad insisten en que hay 400 puestos a los que se puede acceder gratuitamente.

De todas formas, el representante de la comunidad explicó: “no estamos dispuestos a ir a esa feria. Es muy lejos y no va a ir nadie. Si nos quieren sacar de la calle que nos den otros lugares cerca de la ciudad donde podamos hacer la venta tranquilos. No estamos robando, no les estamos pidiendo un peso ni al Intendente ni a la Gobernadora, ni a nadie. Solamente queremos trabajar, como vendedores ambulantes o de otra manera, para sobrevivir y para ayudar a las familias que dejamos en nuestros países. Lo único que queremos es trabajar, como todos los trabajadores del mundo”.

Por su parte, Isabel, una de las manteras de la Feria Americana de Plaza San Martín señaló que se está “vulnerando el derecho al trabajo, el derecho a nuestra dignidad como familia”. Cabe recordar que este fue el primer sector al que la Municipalidad decidió impedir que pueda trabajar cuando blindó el parque el pasado 7 de junio, operativo que todavía continúa y que al inicio de las vacaciones de invierno se amplió a todo el centro de la ciudad.

Los feriantes de la comunidad senegalesa desmintieron además los discursos oficiales que advierten sobre una presunta mafia entre ellos, donde algunos son jefes que tienen varios puestos callejeros y el resto son empleados. “Somos todos trabajadores independientes, acá no hay ningún jefe de nadie”, remarcó Gueye.

Esta no es la primera manifestación que se realiza por parte de los trabajadores afectados por el megaoperativo policial contra su actividad. Hace una semana, las feriantes de Plaza San Martín se movilizaron desde plaza Italia hacia la Gobernación y la Municipalidad para expresar su descontento frente a la decisión del gobierno.

En este marco, volvieron a denunciar que se han generado diversos episodios de violencia policial en momentos en que les han intentado decomisar su mercadería, algunos de los cuales terminaron detenidos por varias horas en la comisaría. En ese sentido, señalaron que existe una persecución discriminatoria a la población de color negro, a quienes directamente no les permiten circular con sus mochilas, deteniéndolos y revisándolos ilegalmente.

Sobre el final de la movilización, reunidos en asamblea, los feriantes decidieron volver a movilizarse la semana que viene, para seguir exigiendo su derecho a trabajar.

Comentarios