El Pasaje por dentro: filtraciones, cables expuestos y mampostería floja

Mientras por fuera se realiza una obra de limpieza y arreglo de la fachada del histórico Centro Cultural municipal, en el interior cada vez que llueve se inundan oficinas, baños y hasta llegó a mojarse el Auditorio. El lunes de la semana pasada se cayó un pedazo de mampostería en la nave central

El lunes 22 de julio se le avisó a los trabajadores y trabajadoras de la Dirección de Derechos Humanos de la Municipalidad de La Plata, cuya oficina se encuentra en el histórico Pasaje Dardo Rocha, que no fueran a trabajar. No se trataba de un asueto sorpresivo, ni había habido amenaza de bomba, o se había resuelto una desinfección general del lugar. El problema había sido la intensa lluvia del día anterior.

No es la primera vez que pasa. Las filtraciones en los techos del edificio vienen desde hace años acumulándose, y exponiendo a quienes allí trabajan o transitan a distintos peligros. Las inspecciones anuales realizadas por la ART Provincia Seguros dan cuenta de ello. La última se hizo la semana pasada, y nuevamente indica la existencia de ese problema.

En esos informes, que la compañía eleva al Municipio todos los años, también constan otros problemas como cables expuestos, mampostería con riesgo de caerse, falta de desinfección de alfombras, ausencia de adecuación y señalización de vías de escape, entre otros. Según relataron a Pulso Noticias trabajadores municipales, lo único que se modificó en el interior del Pasaje fue que colocaron matafuegos, aunque “no tienen puesta la fecha de vencimiento”, aclararon.

El agua cayendo por los techos es una escena común en varios lugares del edificio. En el baño del primer piso se volvieron a colocar unas placas que se habían caído, pero sin arreglar la filtración. La consecuencia es que en la última lluvia se volvió a llover adentro. De la misma forma, el año pasado el área de Educación tuvo que se trasladada a la Sala Vicepresidencia porque su oficina (la 202) se había mojado por entero.

En el edificio del Pasaje funcionan, además de las actividades que se realizan en la nave central, varias dependencias de la Secretaría de Cultura y Educación que conduce Gustavo Silva, como el Museo de Arte Contemporáneo, el Museo Municipal de Arte, la Editorial La Comuna, la Escuela Taller, el Cine Select, entre otras. Pero además funcionan otras áreas municipales como la Dirección de Derechos Humanos, la Dirección de Políticas de Género y Diversidad, la Dirección de Juventud, y también la oficina de la delegación La Plata del INADI. Varios de los espacios en los que funcionan estos sectores ya fueron afectados por las consecuencias de las filtraciones de agua, incluyendo el Auditorio, que también se llovió.

Lindo por fuera, peligroso por dentro

En abril comenzó un trabajo de limpieza de la fachada del Pasaje que fue anunciado a toda pompa por la Municipalidad como “un importante proyecto de reacondicionamiento de la manzana”, que pretende culminar con la creación de un “Paseo de los Artistas” en la parte exterior sobre calle 50.

Según se informó oficialmente, las veredas “serán dotadas con bancos con paneles solares y puestos de cargas para celulares, transformándose en una extensión del Centro Cultural Municipal Pasaje Dardo Rocha donde se desarrollarán diversas actividades culturales”.

Los trabajos en la parte externa del edificio son, por sobre todas las cosas, visibles: se pueden observar los grandes andamios desde donde se está realizando el hidrolavado y pintura de paredes, y la reposición de algunas piezas o molduras rotas. Sin embargo, por ahora en el interior del edificio no hay trabajo alguno iniciado. No obstante, desde la Comuna afirman que están planificadas también obras en el interior, más precisamente la restauración de salas internas del primer piso.

Así quedaría el Pasaje por fuera, según proyecta la Municipalidad

El mismo lunes en que el personal de la Dirección de Derechos Humanos no fue a trabajar por recomendación sus directivos, la actividad en el resto del Pasaje transcurría normalmente. En el comienzo de las vacaciones de invierno, decenas de niños y niñas estaban haciendo la cola para ver el espectáculo de animaciones científicas “Floriciencia”, en la nave central del edificio, cuando unos pocos metros al costado se cayó un pedazo de mampostería. A pasitos de ese lugar está la alfombra verde dónde se suelen sentar chicos y chicas a ver los payasos y payasas.

Según habían indicado desde la comuna, el comienzo de la obra de puesta en valor del exterior estaba vinculado a la postulación de la ciudad de La Plata para recibir el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad. ¿Alcanzará con la limpieza de la fachada mientras por dentro abundan las filtraciones y los techos en mal estado?

Comentarios

- Advertisement -