Triunfo: no cerrarán el jardín maternal del Hospital de Niños

Gracias al esfuerzo y resistencia de la comunidad educativa de la institución, se llegó a un acuerdo que contempla la donación del edificio al Hospital por parte de la Cooperadora, mejores condiciones en el mismo y más personal

Por Paulina Tarantino

Después de varias semanas de incertidumbre, la comunidad educativa del Jardín Maternal del Hospital Sor María Ludovica de La Plata celebra un principio de acuerdo que le trae -al menos- una aparente calma: el edificio que ocupaban pasará a pertenecerles, con lo que no deberán desalojar el inmueble en agosto como estaba previsto.

El Jardín Maternal del Hospital de Niños tiene 32 años, desde que se fundó y hasta el día de hoy es manejado por el mismo personal de entonces y con el único objetivo de que trabajadores y trabajadoras (personal administrativo, médicos/as, enfermeras/os y residentes) puedan llevar a sus hijos e hijas allí de manera gratuita.

Los primeros días de julio las maestras se enteraron que debían abandonar el jardín ya que la Cooperadora Sor María Ludovica debía vender el inmueble por una deuda millonaria que mantenía y no podía seguir alquilándolo. Es decir, los seis bebés que integraban el parental debían buscarse otro lugar donde ir; y las tres docentes que estoicamente resistían el desmantelamiento de la institución, otro trabajo.

“No íbamos a permitir que esto ocurriera porque el jardin parental es un derecho adquirido de trabajadores y trabajadoras del hospital”, apuntó César Marschoff a Pulso Noticias, papá de una de las bebés que asiste a la guardería desde los seis meses. Por eso, con el acompañamiento de la Junta Interna gremial de ATE en el Hospital de Niños y Cicop, la comunidad del jardín fue recibida por autoridades del Ministerio de Salud Local y arribó a un acuerdo que aún esperan ver por escrito.

“Ayer la Cooperadora Hospital de Niños Sor María Ludovica se comprometió a donar el inmueble al Hospital para que el jardín pueda seguir desarrollando sus actividades plenamente”, explicó el Ariel Longuinho, Neurocirujano y Presidente de la Seccional Cicop a este medio. Y agregó que lo más importante es que, aunque aguardan la formalización por escrito el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, “va a hacerse cargo de la puesta en valor del edificio y de ingresar más docentes a la institución”. Al respecto, César expresó que “en realidad el jardín tiene una capacidad para 40 bebés pero el cupo se redujo al mínimo por la falta de personal y por el vaciamiento que se venía generando”. De hecho, la lucha que emprendieron también involucraba volver a hacer del jardín un espacio digno al que puedan asistir cada vez más niños y niñas.

Un hecho repudiable en plena asamblea

Durante el proceso de reuniones y asambleas, sin embargo, se desató una situación que la comunidad del Niños calificó de repudiable: “personal policial de la comisaría quinta se presentó en nuestro espacio de trabajo, buscando personalmente a dos compañeras referentes gremiales en el servicio donde desarrollan sus actividades laborales”, denunciaron las organizaciones en el comunicado. 

Los agentes de la Policía Bonaerense se habían excusado en “recibir órdenes de la Departamental para controlar el desarrollo de la actividad, y mencionaron que sus superiores se anoticiaron de la jornada por redes sociales”. Los y las trabajadores calificaron a los hechos como de un notorio amedrentamiento por parte de las fuerzas de seguridad y señalaron: “Cuando los llamamos porque tenemos una emergencia no vienen, pero para intimidarnos, sí”.  

Comentarios

- Advertisement -