No embocan una: esa costumbre de prometer y no cumplir

“Cuando este camino empiece a dar resultados nuestros hijos van a tener trabajo de calidad” dijo este martes Vidal al acompañar a Mauricio Macri al centro de entrenamiento de básquetbol en Bahía Blanca. Desde que asumió, el gobierno de Cambiemos augura un mejor futuro

Por Lucas Mazzuca

Dice la fábula que para que un burro tire del carro hay que ponerle una zanahoria adelante bastante cerca para que crea que la va a alcanzar pero, a su vez, lo suficientemente lejos para que no lo logre. En esos parámetros pareciera manejarse el gobierno de Cambiemos que desde antes de asumir promete que ya está, que ya se llega, que la inflación y la pobreza están por bajar, y al final, nada de eso sucede.

En este sentido, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, que busca su reelección, dijo hoy que “cuando este camino empiece a dar resultados nuestros hijos van a tener trabajo de calidad, y no un parche de corto plazo que termina mal”, al acompañar hoy al presidente, Mauricio Macri, en una recorrida por Bahía Blanca y Coronel Rosales.

Vidal y Macri visitaron el centro de entrenamiento de básquetbol Dow Center, un predio de elite y ciencia aplicadas al deporte planeado por el presidente de Bahía Basket y ex campeón olímpico, Juan Ignacio “Pepe” Sánchez, que se encargó de recibir al Presidente y a la gobernadora bonaerense.

También participaron del encuentro el intendente local, Héctor Gay; el secretario general de la Provincia, Fabián Perechodnik; el secretario de Medios bonaerense, Mariano Mohadeb; y el subsecretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell.

Luego, la gobernadora y el Presidente recorrieron el parque eólico Pampa Energía III de Coronel Rosales, que se puso en funcionamiento este mes y se suma a los parques Pampa I y Pampa II.

“El trabajo de calidad, el trabajo verdadero que queremos para los bonaerenses primero necesita energía. No hay industria posible si cortamos el gas en invierno, que es lo que pasaba en la Argentina en 2015. Hoy, eso ya no sucede. Tampoco hay trabajo posible si no invertimos en infraestructura, como hicimos estos cuatro años”, subrayó Vidal.

Sin embargo, los datos arrojados por el Indec en junio pasado dicen lo contrario: el desempleo volvió a ubicarse en los dos dígitos en el primer trimestre de 2019, cifras que no alcanzaba desde 2006. La desocupación se ubicó en 10,1% entre enero y marzo, que representa una suba de un punto porcentual respecto del valor del mismo período del año pasado.

Falsas promesas

La frase más recordada por la opinión pública es la que esgrimió Mauricio Macri mayo de 2016. La misma tuvo que ver con que el “segundo semestre” iba a ser el repunte económico tan esperado por todos. A 100 días de inicio de su gestión, Macri había destacado que la “inflación va a bajar drásticamente en el segundo semestre”. Lo cual no solo no sucedió si no que se dio todo lo contrario y se estima que para cuando se culmine su primer mandato como presidente el acumulado de la misma sea sea superior al 250 por ciento, las tarifas subirían cerca de 550 por ciento y el dólar escalaría más de 400 por ciento.

Más frases de Macri…

“Este Gobierno va a combatir la corrupción. Seré implacable” (Diciembre 2015)

“No podemos tolerar que en un país como el nuestro, con tanta riqueza, todavía mueran chicos de hambre”. (Diciembre 2016)

“Para salir de la pobreza, necesitamos más fuentes de trabajo y menos inflación. Esa será nuestra obsesión”. (Marzo 2016)

“Los jubilados también serán una prioridad para nosotros. La enorme cantidad de juicios previsionales marcan una deuda que aún no ha sido saldada. Debemos trabajar juntos para construir el camino que nos permita ir normalizando lo pendiente”. (Marzo 2016)

“La primera cosa por la que quiero que se me evalúe es por si pude bajar o no la pobreza”. (Marzo 2017).

“Cuando hablamos de pobreza cero no hablamos de un día para otro”. (Marzo 2017)

“Ningún pariente o amigo va a tener ventaja”. (Marzo 2017).

“La desocupación está bajando”. (Marzo 2018).

“Los argentinos estamos madurando. Nos dimos cuenta de que no sirve seguir culpando a otros de lo que nos pasa”. (Marzo 2018).

“Lo peor ya pasó y ahora vienen los años en que vamos a crecer. Las transformaciones que hicimos empiezan a dar frutos, a sentirse”. (Marzo 2018).

El gobierno de Cambiemos tiene un estilo marcado. Y para todo se manejan de la misma manera. Basta con ver que todos los hombres se visten exactamente con la misma ropa, alcanza con escuchar que culpan al gobierno kirchnerista de todos los males y también prometen un futuro mejor que no son capaces de dar. Como si se tratara de un molde.

Comentarios