“No queremos hacer un homenaje sino una jornada de lucha”

El año pasado retiraron minuciosamente un mural realizado por Santiago y lo emplazaron en Bellas Artes. Este 30 de julio en Estación Provincial desde las 18hs realizarán una charla sobre derechos humanos de ayer y de hoy. El Comité de Solidaridad Santiago Maldonado explicó a Pulso Noticias qué significó la desaparición y muerte del joven anarquista, a dos años del caso

Por Ramiro Laterza

Durante la primer semana de agosto del 2017 un aire espeso recorría las calles céntricas de La Plata, los edificios de las facultades, las diagonales y las plazas intentaban contar algo, hacer visible que estaba sucediendo algo grave que necesitaba ser sabido. Solo las personas que aún se detienen a mirar los carteles impresos en fotocopias blanco y negro en los postes de luz empezaron a saberlo; de pronto algunas publicaciones en redes sociales lograron romper el cerco mediático, hasta que finalmente se hizo público: un joven militante estaba desaparecido en circunstancias violentas en la patagonia.

Se conoció luego su nombre, su cara, se supo de la represión a la comunidad mapuche, la responsabilidad de Gendarmería y del gobierno nacional; llegaron las movilizaciones, la reproducción masiva de su cara y de la pregunta “¿dónde está Santiago Maldonado?”, conocimos a Sergio, las respuestas vergonzosas del poder. Pero en la ciudad de La Plata la conmoción fue particular: Santiago había vivido un año y medio en la ciudad, cursado algunas materias en Bellas Artes, vivido en pensiones, pintado murales, participado de asambleas, militado en una biblioteca anarquista.

Para septiembre ya se habían organizado algunos Comités en facultades para visibilizar la lucha, la búsqueda, la responsabilidad del estado. Así, se formó un poco más adelante el Comité de Solidaridad Santiago Maldonado, compuesto por diferentes activistas, militantes, amigos y compañeros del joven artesano.

Marcio Mancini es uno de los participantes del espacio y explicó a Pulso Noticias ese proceso y cuál es la actividad que organizan para el segundo aniversario de la desaparición (y posterior muerte) de Santiago.

Una actividad de lucha y no de necrológica

Para el 1° aniversario el Comité realizó una importante actividad respecto a la desaparición de su compañero: a través de un minucioso trabajo retiraron un mural pintado por Santiago en una biblioteca anarquista y lo emplazaron en el patio de Bellas Artes.

“Después de la actividad del año pasado, que fue muy grande: llevó casi tres meses de trabajo y salió muy bien, ahora había que responder a esa circunstancia”, introdujo y contó: “decidimos hacer esta actividad enfocada a otras temáticas y tratando de no caer en el mero homenaje, porque esas cuestiones tienden a diluir con el tiempo la participación… no hacer necrológica si no hacer de estos temas jornadas de lucha”, explicó Marcio.

El próximo martes 30 de julio se realizará una charla donde participarán referentes de derechos humanos, donde también habrá música en vivo y muestra de fotos. Será desde las 18hs en la Estación Provincial (17 y 71). “No está enfocada en Santiago sino en la represión de ayer y hoy”, explicó el activista.

Participará del panel Carlos “el sueco” Lordkipanidse es un exdetenido desaparecido de la Esma y referente en los crímenes de la dictadura. También Mónica Alegre, la mamá de Luciano Arruga, “nos reflejará la violencia sobre los jóvenes pobres del conurbano, para contar la forma en que el Estado los asesina, los mete preso o los tortura”, agregó Marcio. También Verónica Heredia, la abogada de la causa de Santiago Maldonado, quien actualizará las últimas cuestiones de la causa.

Pero no solamente habrá debate sino que también habrá presentación de fotos de un referente de la cámara respecto a los derechos humanos: Juan Cicale. Y cantarán los raperos de Pantera Records: “también queremos que haya arte porque es parte de lo que hacía Santiago: parte de su militancia estaba enfocada en la cuestión artística, en la pintura, el mural etc… queremos darle también ese contenido porque incluso fue parte del sentido de llevar la mural a Bellas Artes, llevar una muestra de lo que él hacía, un tipo de arte un poco más refractario a la forma más institucionalizada de la universidad, otra de las expresividades posibles de lo artístico”, agregó Mancini a la cuestión.

Lo que genera la muerte

“El peso de lo que pasó con Santiago para nosotros fue importante porque, a partir de eso, espontáneamente, nos reunimos en asamblea de compañeros, varios que eran amigos de Santiago, por el simple sentido algo de hacer algo con eso que está pasando… y después se constituyó el Comité, como un espacio más estable, y apuntado no solo a mantener y reivindicar la lucha por Santiago sino también con otras”, contó Marcio a Pulso Noticias en referencia a las actividades del Comité, tales como realizar murales con reivindicaciones contra el gatillo fácil, los genocidas libres, la persecución a los mapuches, entre otras.

El militante del Comité opinó además: “Muertes hay constantemente, asesinatos de militantes, de pibes, de compañeras trans: el Estado mata, es una de sus funciones; en general trata de utilizar otros mecanismo de control pero cuando esos mecanismos fallan no tiene problema en asesinar”.

“Hay algo positivo para sacar de este proceso respecto a Santiago?, consultó Pulso: “es difícil cuándo se llevaron la vida de un compañero, es la frontera última… pero lo que es interesante es que en muchas circunstancias emerge organización ante cosas que pasan… uno espera que no necesiten ser tan extremas como un asesinato, pero estas formas de resistencia son las que dan un poco de esperanza a este mundo espantoso”, respondió.

“Uno espera que estos pequeños ejemplos sean el germen de formas de organización mayor que permitan en serio cambiar cosas mucho más generales, pero en principio son las reacciones primeras ante contextos tan dramáticos como la prepotencia del Estado asesinando, torturando, encarcelando o hambreando… el Comité pretende ser un de esos espacios”, profundizó el militante político.

Por eso, la actividad tiene ese objetivo de fondo: “pretende ser una jornada militante, no solo de homenaje”. El hecho de los dos años de la desaparición y asesinato de Santiago, es un motivo para juntarse y reflexionar, “pero sobretodo para charlar la continuidad del proceso represivo y reflexionar y organizarse a partir de esas cuestiones..la cualidad represiva del Estado no es una cualidad marginal, no es un hecho anecdótico, no es un exceso, sino que es la esencia misma del Estado moderno”.

“El uso de la fuerza pública es una violencia que ningún gobierno progre o no progre, quiere renunciar, siempre que es necesario lo usa y lo usa a menudo, es la propia organización estructural de los Estados modernos la que lleva la represión en sus entrañas, y entre otras cosas la muerte de un compañero como Santiago”, finalizó.

Comentarios